•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El PSOE de Moraleja anunció ayer que ha recusado a dos tenientes de alcalde del equipo de gobierno "por tener supuestos intereses personales en la modificación número 9 de las normas subsidiarias".

Los socialistas rechazaron esta modificación urbanística y culparon al equipo de gobierno de "propiciar un trato de favor al promotor inmobiliario de la calle Derechos Humanos", en la actualidad concejal de IPEX en el Ayuntamiento de Moraleja, Angel González Cava. Además, el PSOE insinuó que detrás de esta modificación existe un pacto para que IPEX apoyara al PP en la sesión de investidura en la que los populares necesitaron su apoyo para deshacer el desempate a número de concejales con los socialistas.

En un comunicado difundido ayer, el PSOE informó que ha recusado a dos ediles del equipo de gobierno de su participación en el debate y votación de la modificación urbanística y aseguró que si algún edil del PSOE tuviera intereses en el asunto se abstendría y abandonaría el salón de plenos durante ese punto del orden del día.

Para los socialistas, los objetivos reales de la modificación no son el beneficio general, sino "pagar supuestamente el voto de IPEX en la sesión de investidura del Ayuntamiento de Moraleja" con la modificación de las calles Huertas, Derechos Humanos, Sanjurjo, General Moscardó y Venecia. El PSOE también sostiene que el equipo de gobierno se ha propuesto "defender supuestos intereses familiares de algunos concejales o militantes del PP" en las calles Esparteros, Ronda del Río, Rivera de Gata, General Mola, Encina y Avenida de la Constitución. En opinión de los concejales socialistas, se trata de legalizar "supuestas ilegalidades, y posibles alcaldadas, de los gobiernos del PP".