•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Casar de Cáceres ha dado luz verde a la aprobación inicial de la modificación puntual de las normas subsidiarias del municipio que consiste en sacar de la unidad de actuación llamada Portá Blanca que cuenta con 76.000 metros cuadrados, una superficie de 16.000 metros que pertenecen a la Junta de Extremadura y que corresponden a la Cañada Real Soriano-Occidental.

El alcalde, Florencio Rincón, explicó que el objetivo es agilizar los trámites para que se pueda desarrollar dicha zona situada al sur de la población y con una gran proyección para la construcción de viviendas.

Dicho terreno ha sido adquirido por las empresas Proexsa e Inveroeste que son las propietarias de prácticamente el 100% de los terrenos, excepto de una parcela de unos 4.000 metros cuadrados que pertenece al ayuntamiento.

Anuncios
Anuncios

Rincón señaló que se pretende desarrollar un plan para urbanizar esos terrenos en los que se podrían construir unas 240 viviendas -unifamiliares y en bloques- una vez conseguidas todas las licencias correspondientes. La intención del ayuntamiento es que todas las viviendas que le correspondan, se destinen a viviendas de protección oficial. "Es un proyecto muy ambicioso y a desarrollar a medio plazo", afirmó el alcalde.


Galería de imágenes