•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La economía de Extremadura se desacelera por primera vez desde el 2001. Durante cuatro años consecutivos, había crecido por encima de la media nacional, tendencia que se ha truncado en el 2006, según confirman los datos de la Contabilidad Regional de España, dados a conocer ayer por el Gobierno central.

El Producto Interior Bruto (PIB) extremeño ha crecido un 3,5% en este último año estudiado, cuatro décimas por debajo de la media nacional. Pese a ello, se mantiene por encima del nivel medio de crecimiento la Unión Europea, que fue del 3%, informa El Periódico Extremadura.

En términos absolutos, el valor de todos los bienes y servicios finales producidos en la comunidad autónoma ascendió a 16.109 millones de euros en el 2006, lo que representa una renta de 15.031 euros por habitante. La renta per cápita nacional asciende a 22.260 euros.

La Contabilidad Regional arroja el dato más positivo para Extremadura cuando se mira atrás: es la cuarta autonomía con mayor crecimiento desde el 2000: un 3,52%, solo superada por Murcia, Andalucía y Madrid.

Precisamente, la Junta utilizó esta variable para asegurar que Extremadura mantiene un "ritmo de crecimiento equilibrado y constante" en los últimos siete años. También destacó el hecho de que la evolución económica extremeña esté cinco puntos por encima de la media de crecimiento del PIB de la Unión Europea de 27 estados miembros.

Las comunidades que lideraron el crecimiento de la economía española el año pasado fueron Murcia, Cantabria, Galicia y País Vasco, cuyo PIB creció un 4,1% en términos reales. Los dos archipiélagos –Baleares y Canarias– experimentaron el menor dinamismo, con crecimientos económicos del 3,4 y el 3,3%, respectivamente.

En referencia a la media de la UE-27, las comunidades que presentan un mayor nivel de PIB por habitante –medido en términos de paridad de poder adquisitivo– son Madrid y País Vasco (ambas un 36% superior a la media europea), Navarra (32%) y Cataluña (24%). Extremadura es la última de la lista. Pese estar en el top cinco de autonomías de mayor crecimiento esta década, su poder adquisitivo está un 29% por debajo de la media europea.


Galería de imágenes