•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Luis Cándido Moreno Morgado, concejal del PP en el Ayuntamiento de Valencia de Alcántara, tomó posesión ayer como alcalde después de que los 5 concejales del PP y los 2 del grupo independiente (AIVA) aprobaran la moción de censura que el 29 de noviembre presentaron en el consistorio contra el alcalde socialista, José Manuel Acuña Bravo, que desde mayo ha gobernado con mayoría simple con 6 ediles. Moreno, juró su nuevo cargo como alcalde sobre las 13.20 horas, durante un pleno extraordinario que comenzó a las doce del mediodía tras constituirse la mesa de edad y en el que se vivieron momentos de tensión protagonizados entre los ediles del PSOE, PP y AIVA, así como entre el numeroso público que en unos casos aplaudía las intervenciones del alcalde saliente y en otros las exposiciones de los populares y de los independientes.

El momento más intenso se vivió al iniciarse el pleno cuando Acuña pidió la palabra y el presidente de la mesa, Juan Francisco Calderón, se la negó amparándose en que esperara su turno, algo que fue criticado por Acuña. "Este pleno es lo suficientemente importante como para que se deje intervenir, que se pueda hablar y usted me está impidiendo poderme expresar, le pido por favor que me deje usted hablar", dijo Acuña a lo que Calderón insistió en que esperara su turno.

Seguidamente el secretario del ayuntamiento, Joaquín Reyes, pasó a leer la moción de censura basada en la pérdida de confianza de la corporación en el alcalde socialista.

 

LAS RAZONES Durante la lectura de la moción, se dejó claro que dicha pérdida de confianza ha estado motivada por "el incumplimiento de los compromisos en defensa de los intereses de Valencia de Alcántara, la progresiva actitud pasiva e inactiva del alcalde, el fracaso de una política que no ha conseguido que ni Valencia de Alcántara ni La Campiña comience el camino del futuro, el intento de Acuña de paralizar la administración y el municipio con el único fin de culpar a la oposición y, finalmente, su incapacidad para solucionar los problemas del municipio", leyó el secretario.

Seguidamente, se inició el correspondiente turno de intervenciones que abrió el edil popular, Cándido Moreno. "La moción no es un capricho, impulso o acto precipitado de los firmantes, sino que es consecuencia de una profunda reflexión y diálogo entre los integrantes de las dos formaciones políticas que suscriben la misma", aclaró.

Por su parte, José Manuel Acuña, criticó al presidente de la mesa por poner un límite de 5 minutos para cada intervención. "No es un pleno cualquiera, es un pleno en el que se debate una moción de censura y me parece que ponerle el tiempo de 5 minutos tanto a la defensa de la moción como a la defensa de la labor del alcalde y su equipo es como menos no querer debatir sobre un asunto importantísimo para Valencia de Alcántara", dijo. "Es muy poco democrático", añadió. Tras varios intentos para seguir con su intervención, Calderón zanjó el turno de José Manuel Acuña y dió paso al portavoz del grupo independiente (AIVA), Jesús Ugarte, que acusó al alcalde socialista de que, "una vez más intenta perturbar y mentir" y aclaró que AIVA "no ha pactado con el PP arrebatar la alcaldía al PSOE", manifestó.

Entre el público se encontraban numerosos vecinos, así como los alcaldes socialistas de distintos pueblos de alrededor y también varios diputados provinciales y representantes del PP, entre éstos, José Diego Santos.

 


Galería de imágenes