•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En Extremadura hay casi 38.000 extremeños que llevan más de un año en paro. Es decir, más de la mitad de las personas sin empleo en la región son desocupados de larga duración. Los sindicatos aseguran que este colectivo está bien perfilado –formado por un grupo de personas caracterizadas por la falta de cualificación–, por lo que van a exigir medidas concretas para reducir su número en los próximos cuatro años. Las Administraciones, por su parte, ya han comenzado a dar los primeros pasos en este sentido, informa El Periódico Extremadura.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura aprobó el viernes la firma de sendos convenios con las diputaciones provinciales de Cáceres y Badajoz para desarrollar programas de formación y empleo dirigidos a mujeres con especiales dificultades de inserción laboral o en riesgo de exclusión social. Y es que el colectivo femenino es el más numeroso dentro del grupo de parados de larga duración. De acuerdo, con los datos del Observatorio de la Ocupación del Instituto Nacional de Empleo (Inem), en torno al 65% de los extremeños que llevan más de un año sin empleo son féminas.

"Habitualmente son mujeres que han superado los 40 años, sin experiencia laboral y que ante las buenas expectativas del mercado deciden buscar empleo", señala Miguel Coque, secretario de Empleo y Formación de CCOO en Extremadura.

Pero las estadísticas del Inem permiten fijar un perfil concreto. Así, de acuerdo con estas fuentes, el parado de larga duración es habitualmente una mujer, supera la edad de 44 años y posee una formación básica –el 82% solo tiene estudios elementales o no los ha completado–. Además, aunque Coque advierte de que entre las mujeres habitualmente no se cumple, la mayoría posee algún tipo de experiencia laboral.

"El gran problema es la falta de formación. Estas personas han estado trabajando sin cualificación en sus empresas hasta que, por distintos motivos, han tenido que abandonar ese puesto de trabajo. Aunque desarrollaban funciones de cierta responsabilidad, ahora les resulta difícil encontrar una nueva ocupación porque no se han podido adaptar a los cambios tecnológicos", explica el secretario de Empleo del sindicato extremeño.