Varios robos en una empresa de la carretera de Badajoz y en vehículos que estaban estacionados en diferentes calles se han producido durante el fin de semana, además de que varias personas quemaron contenedores y arrancaron a patadas los espejos retrovisores de algunos coches.

La empresa Nemoin sufrió en la madrugada del domingo el sexto robo en tres meses. En esta ocasión se llevaron unos 2.000 euros y destrozaron seis oficinas. Según su responsable, José Moreno, la alarma no funcionó porque "al parecer los autores tienen un sistema para bloquearla". Este mostró ayer su malestar por la oleada de robos que ha sufrido él y algunos de sus compañeros de la carretera de Badajoz. También aseguró sentirse decepcionado, ya que la policía científica no se personó en el lugar hasta ayer.

"Nos dimos cuenta de que nos habían robado el domingo y mientras me dirigía a la empresa llamé a la Policía Nacional para informar y me dijeron que no moviera y que mandarían a un agente, pero pasaron dos horas y media y no fue nadie, así que me fui a poner la denuncia y el funcionario me insistió en que no podía mandar a nadie porque estaba solo, y yo quería que se arreglara todo el domingo porque el lunes 60 personas tenían que entrar en la empresa para trabajar", añadió. "Ante mi impotencia pregunté qué podía hacer, y el policía me dijo que me daba una hoja de reclamación, que parecía las de El Corte Inglés".

Anuncios
Anuncios

Entonces, al ver que no le daban una solución, llamó al alcalde "que me dijo que intentaría ponerse en contacto con el jefe, pero creo que no tuvo éxito porque hasta el lunes no fue nadie".

Por otro lado, durante la madrugada del sábado, en las avenidas de Goya y La Paz, una o varias personas rompieron las lunas delanteras y las ventanas de varias coches para sustraer las radios y artículos como ropa. Incluso en algunos destrozaron el salpicadero para arrancar los aparatos de música. Varios de los afectados indicaron que era la segunda vez que les robaban.

Asimismo, en la noche del domingo, en la calle Villalba, varias personas arremetieron a patadas contra seis vehículos para arrancarles los espejos retrovisores. Además, apagaron el fuego, que desconocidos prendieron, en contenedores de basuras en calles como Francisco Pizarro, Mártires o Huerto. Una vecina de esta última informó de que los destrozos pudieron ser mayores al haber un coche aparcado. Los afectados por algunos de los delitos piden más vigilancia, porque "hay mucha inseguridad", pese a que las estadísticas recogen una tasa de criminalidad por debajo de la nacional.


Galería de imágenes