•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Moraleja celebró anoche, en sesión extraordinaria, un pleno en el que se aprobó por unanimidad de los miembros presentes el convenio de colaboración para el mantenimiento del servicio de Atención Continuada a la población de la zona básica de salud de Moraleja. Mediante esta medida se prorroga el convenio suscrito en el año 2004 para el mantenimiento de 4 celadores en el centro de salud de la población.

También en la sesión plenaria, con los votos a favor de PP e Ipex, se aprobó inicialmente la modificación puntual número 10 de las normas subsidiarias que se refiere a los terrenos donde en la actualidad está ubicado el cuartel viejo en la Avenida de Pureza Canelo.

A pesar de que sólo había tres puntos en el orden del día, el pleno acabó de nuevo, tras 45 minutos de debate, con la expulsión de los concejales socialistas adscritos al grupo mixto Teresa Roca y Felipe Mayoral, lo que provocó que el resto de ediles socialistas abandonasen la sesión de forma voluntaria.

La alcaldesa de Moraleja, Concepción González, lamentó lo sucedido y pidió disculpas a los ciudadanos presentes. Sobre este nuevo incidente, el portavoz de Ipex, Ángel González Cava propuso un pacto de cordialidad entre todos los grupos políticos, pero principalmente entre los dos grupos mayoritarios PP y PSOE. Cava manifestó que no se puede dar este ejemplo e invitó a todos los ediles a la tranquilidad. Puntualizó que durante las sesiones plenarias debería reinar el respeto cuando una persona toma la palabra y evitar los insultos y descalificaciones personales.

La sesión finalizó con este rifirrafe ya que los dos puntos del orden del día han sido foco de enfrentamiento entre los populares y socialistas en los últimos cuatro años. Sobre la prorrogación del convenio con la Junta de Extremadura para el mantenimiento de cuatro puestos de celadores en el centro de salud, la alcaldesa Concepción González reiteró que el PP nunca ha sido partidario de este convenio en el que el consistorio tiene que aportar 3.000 euros anuales.

González señaló que las competencias en materia sanitaria corresponde al Gobierno regional y debería ser la Junta de Extremadura quien asumiera la totalidad de la inversión para pagar a estos empleados. Por su parte, la concejala socialista adscrita al grupo mixto, Teresa Roca, manifestó su "alegría" porque al final el PP les haya dado la razón sobre la contratación de estos cuatro celadores cuando han mostrado su postura en contra en los últimos cuatro años y finalmente el convenio se aprueba.

Sobre el otro punto del orden del día, la modificación inicial número 10 de las normas subsidiarias, la primera edil argumentó que el objetivo es convertir este suelo en institucional para que las iniciativas que se desarrollen en esta parcela reviertan en beneficio de todos los vecinos y no se pueda especular sobre este suelo.

La iniciativa se ha aprobado inicialmente y se remitirá a la Junta para su estudio. Posteriormente se expondrá al público.