•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una campaña publicitaria en medios de comunicación, carteles y folletos informativos intentará implicar a los padres en el proceso educativo de los hijos. Esta iniciativa de la Consejería de Educación lleva por lema La educación lo es todo y es entre todos, se prolonga hasta el 14 de diciembre y se plantea como objetivo la necesidad que "las familias se sensibilicen sobre las funciones que deben cumplir en el proceso educativo", comenta la consejera Eva María Pérez.

Para alcanzar este fin, la consejería se plantea una campaña en tres fases: El papel de los padres es fundamental en el desarrollo de los hijos, Participa activamente en la educación de tu hijo y Hay responsabilidades que no se deben delegar. En total, se efectuarán 311 pases del anuncio en televisión y 1.400 en radio, se instalarán 150 carteles en Cáceres, Badajoz y Mérida, y otros 3.000 en centros escolares, y se repartirán más de 200.000 folletos entre padres y alumnos. Su coste total será de 163.000 euros, según informa El Periódico Extremadura.

El ámbito de la campaña es regional, pero se hace especial hincapié en las ciudades porque, a juicio de la consejera, el medio urbano constituye el área donde el contacto entre las familias y el centro escolar es menor, ya que la estructura y dimensiones de los pueblos facilitan más la comunicación.

Eva Pérez indica que, además de la publicidad institucional, a lo largo del curso se pondrá en marcha un autobús informativo para que las familias puedan conocer los programas que se llevan a cabo en los centros, y el compromiso pedagógico con las familias.

Así, tras la fase de información, se pondrá en marcha una fase formativa, que se realizarán en los centros educativos, en las federaciones de padres Freapa y Concapa, y en los Centros de Profesores y Recursos, y que estará consensuada entre toda la comunidad. Uno de estos programas formativos será, avanza la consejera, el de Leer en familia, que será la primera vez que se ponga en marcha en la región, y que persigue el objetivo de que padres e hijos puedan dedicar al menos media hora al día a la lectura en sus casas. Una vez terminado el programa, se entregarán reconocimientos a las "familias más lectoras".

Estas y otras medidas, como el incremento de ayudas y becas para las familias, supondrán, a juicio de la consejera, "un revulsivo para la participación de los padres en el proceso educativo". Por ello, Pérez resalta que los padres argumentan que tienen dificultades para conciliar vida familiar y laboral, y, por tanto, no tienen tiempo para ir al centro. Aunque, para subsanar esta situación se ha puesto en marcha la Plataforma Rayuela, por la que "ya no necesitan ir físicamente al centro para seguir el proceso educativo de sus hijos".