El Ayuntamiento de Torrejoncillo se ha sumado al ahorro energético y cuidado medioambiental y ha procedido a instalar en el camino del Cementerio de la pedanía de Valdencín  nuevas farolas solares.

Estos sistemas de alumbrado se encienden automáticamente cuando detectan poca luz y se mantienen operativas hasta que acaba la noche y regresa la luz solar.

Desde el consistorio han explicado que esta nuevas farolas públicas están configuradas para bajar al 30% de iluminación con el objetivo de ahorrar si no hay movimiento, subiendo la intensidad del alumbrado cuando detectan tránsito gracias al sensor de movimiento.

“Es una mejora necesaria ya que es un camino  muy transitado por personas que acuden al cementerio o como zona de paseo, y que hasta la fecha carecía de iluminación”, han reiterado desde el Ayuntamiento de Torrejoncillo.

La iluminación solar consiste en aprovechar la energía del sol y proporcionar a través de ella una alta calidad luminaria. La energía eléctrica no llega a algunos lugares de uso público, como parques o zonas residenciales. La iluminación solar dota de luz a estos lugares públicos con autoconsumo energético. Es una apuesta por un tipo de energía renovable lo que favorece un entorno medio ambiental óptimo.