El coordinador de Ciudadanos Extremadura, David Salazar, ha recalcado este miércoles que algo “huele muy mal en Salvatierra de los Barros» al tiempo que ha pedido explicaciones al Gobierno que preside Guillermo Fernández Vara.

De este modo se han posicionado desde esta formación política, después de que este mismo martes dimitieran tres ediles socialistas más la alcaldesa en funciones, también del PSOE.

“Algo huele muy mal en Salvatierra de los Barros, y desgraciadamente cada vez más. Ayer conocimos que cuatro ediles dimitían, el alcalde se mantiene y nosotros siempre defenderemos la presunción de inocencia pero, reitero, algo huele muy mal”, ha explicado.

Anuncios
Anuncios

Por todo ello Salazar ha señalado que “se deberían dar explicaciones, no solo por parte del alcalde sino también por parte del gobierno regional” porque, ha aseverado, “queremos saber qué pasa en Salvatierra” con un proyecto de macrovertedero que se ha gestionado “por la puerta de atrás” y que “nunca ha tenido sentido que se instalara en plena dehesa extremeña”.

Así, y aunque el Diario Oficial de Extremadura (DOE) publicara el pasado lunes el archivo del proyecto el portavoz de la formación liberal ha insistido en que “queremos que nuestros pueblos no sean solo un vertedero, queremos que venga industria a nuestra tierra y no queremos ser el culo de España”, ha defendido.

Amelia Rodríguez, Tomás González, María Antonia Méndez y Aitor Borrego registraron este martes su escrito de renuncia alegando falta de transparencia y por la desconfianza que les ha generado la falta de información respecto al proyecto de macrovertedero que el alcalde pretendía instalar en la localidad.

Para los concejales socialistas, el alcalde ha llevado todo el tema “en secreto, no ha sido claro con nosotros y aportaba información de relevancia con cuenta gotas”.

Los cuatro concejales socialistas, añaden en el comunicado, le exigieron la dimisión en dos ocasiones, algo que el alcalde rechazó. También le exigieron pruebas de su relación con la empresa que pretendía instalar dicho macrovertedero, algo a lo que también se negó, añade la nota de prensa.

Tras la polémica de estas semanas, los concejales que han dimitido llegaron a un acuerdo con el alcalde para que se retirara de sus funciones y les dejara al equipo de gobierno seguir trabajando en favor del pueblo de Salvatierra de los Barros pero nunca lo hizo, han asegurado en el comunicado.

Tras la publicación del decreto del alcalde la semana pasada, en la que delegaba sus funciones, los concejales del PSOE comenzaron a recibir amenazas por parte del entorno del alcalde. Amenazas como que no “iban a parar hasta destrozarnos la vida, que no íbamos a tener dinero para los ansiolíticos que íbamos a tener que comprar o que iban a morir matando”, han indicado.

«Por lo que, a la vista de esta situación y tras los engaños sistemáticos del alcalde y las amenazas recibidas por parte de su entorno, los cuatro concejales del PSOE han decidido presentar su dimisión y denunciar las prácticas mafiosas de alcalde de Salvatierra de los Barros», concluyen en el escrito hecho público este martes.

En la foto de archivo, manifestantes en contra del proyecto del macrovertedero.

NOTICIA RELACIONADA

Dimite la alcaldesa en funciones de Salvatierra y otros tres concejales del PSOE tras la polémica provocada por el macrovertedero