La Confederación Regional Empresarial Extremeña (Creex) ha expresado su descontento con los presupuestos de la comunidad autónoma y ha reclamado al Ejecutivo de Guillermo Fernández Vara más infraestructuras productivas y menos presión fiscal.

El secretario general de la patronal extremeña, Javier Peinado, no ha ocultado su malestar por las cuentas regionales que acaban de pasar su primer trámite parlamentarioy confía en que se incorporen algunas de sus propuestas como enmiendas.

«Seguimos la negociación con todos los grupos parlamentarios porque creemos que lo que proponemos es lógico y viable”, ha aseguradoel secretario general de la Creex.

Anuncios
Anuncios

La patronal echa de menos un esfuerzo mayor, no solo en las infraestructuras productivas, sino en el alivio de la presión fiscal. El primero de estos asuntos es una reivindiación histórica de los empresarios, que han expresado su temor a que en la situación de coyuntura difícil en la que nos encontramos, el Ejecutivo no logre arbitrar «medidas más audaces».

Con respecto a la presión fiscal, el colectivo empresarial no se refiere exclusivamente al IRPF, sino también al cobro de impuestos como el de transmisiones patrimoniales. En su opinión, el Gobierno regional no ha hecho nada por arbitrar herramientas eficaces para evitar la carga fiscal en un campo en el que se puede hacer mucho.

La propuesta de la Creex consiste en eliminar los tipos marginales de este impuesto por considerar que tienen un efecto disuasorio. Peinado está convencido de que su eliminación contribuiría a dinamizar la compraventa de inmuebles, con todo lo que eso conlleva porque detrás de una operación inmobiliaria hay una reforma, la adquisición de mobiliario y electrodomésticos y toda una cadena de actividad que empujaría a muchos sectores económicos.

Pero eso no es todo. La patronal extremeña asegura que, en términos recaudatorios, el impacto que supondría la eliminación de este impuesto sería muy bajo; por eso ha pedido a Fernández Vara que reconsidere su postura tras analizar las propuestas presentadas.

Una opinión similar comparte Peinado con respecto a la reducción de las tasas y precios públicos. A juicio del secretario general de la Creex, el Ejecutivo socialista “se ha quedado a medias y algunas ni se han tocado”. Por eso reclama que se apoye a las empresas que lo necesitan y que se aproveche la sobrerrecaudación que recoge el propio presupuesto para incidir en esas ayudas. Bajo su punto de vista, esto podría hacer que esa recaudación adicional fuese menor a corto plazo, pero a largo supondría dinamizar la economía, aumentar la recaudación, proteger las empresas y mantener y hacer crecer el empleo.

«Nos identificamos con la filosofía de destinar recursos a las políticas sociales», ha dicho Peinado, que se ha preguntado si realmente existe mejor política social que mantener y crear puestos de trabajo que permitan a las personas desarrollar su proyecto de vida.