La ciudadanía extremeña parece que está cada vez más concienciada con el cuidado del medioambiente a través de hábitos como la separación de residuos para su posterior reciclaje.

Prueba de ello es que, según el estudio “Hábitos de la Población Española ante el reciclaje”, realizado por Instituto Catchment para Ecoembes, el 80,6% de los encuestados extremeños dice tener un espacio en su casa para depositar los envases en el cubo amarillo (envases de plástico, latas y briks).

Así, los hogares extremeños cuentan con una media de tres cubos o bolsas, en los que separar los residuos y darles una segunda vida a través del reciclaje.

Anuncios
Anuncios

Los resultados del estudio también concluyen que la sociedad cada vez tiene menos dudas a la hora de depositar los residuos en el contenedor adecuado. Así, el 91% de los encuestados extremeños asegura tener claro los del contenedor azul.

En el caso del amarillo, identifican más claramente con este contenedor las botellas de plástico, las tarrinas, los briks y los envoltorios de plástico, mientras que hay otros residuos, como los aerosoles y las bandejas de corcho blanco, que también deben depositarse en este contenedor pero que todavía generan dudas.