El veterinario que se ha infectado de ántrax o carbunco en una explotación ganadera de Alburquerque  se encuentra estable y bajo seguimiento del Servicio Extremeño de Salud (SES), que ha activado el protocolo sanitario que marcan este tipo de circunstancias.

Así lo ha dado confirmado el consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, quien ha indicado que ahora se trata de conocer que la variante de la infección del veterinario sea la cutánea y descartar de este modo un posible contagio por vía  respiratoria o gastrointestinal.

No obstante, el consejero ha lanzado un mensaje de tranquilidad, reiterando que el ántrax o carbunco no es contagioso entre humanos y solo se transmite de un reservorio animal al humano.

El ántrax (o carbunco) es una enfermedad infecciosa grave causada por una bacteria grampositiva y baciliforme conocida como Bacillus anthracis. El ántrax puede encontrarse naturalmente en la tierra y afecta comúnmente a mascotas y animales salvajes en todo el mundo.

Caber recordar que no es la primera vez que un veterinario se contagio de esta enfermedad en Extremadura. Hace prácticamente un año, un profesional que participó en la necrosis de una vaca en el área de Don Benito y, además, otras dos veterinarias llegaron a ser ingresadas por precaución tras intervenir en una necrosis equina al mostrar “cierta sintomatología”.

NOTICIA RELACIONADA

El SES da de alta a la persona contagiada por ántrax tras realizar una necrosis a una vaca