Tras un mes de reforma y una inversión que ronda los 40.000 euros, la cuarta planta del Hospital Don Benito-Villanueva de la Serena ha recuperado su actividad normal desde el 1 de septiembre.

Esta planta, de Medicina Interna, ha sido el destino habitual de los placientes infectados por Covid-19 en los dos últimos años y requería de una actuación para mejorar el confort y seguridad de usuarios y profesionales.

La actuación más relevante ha sido la instalación de un nuevo sistema de comunicación de usuarios hospitalizados con el control de enfermería y luminosos de emergencias. Para ello, ha sido necesario instalar nuevos dispositivos en cada una de las habitaciones y cabeceros de las camas, al igual que una nueva central de comunicaciones. La pintura integral y limpieza de toda la planta ha sido realizada por el personal que integra la plantilla del hospital.

Anuncios
Anuncios

Con esta intervención, la gerencia del área da cumplimiento a una mejora en la seguridad y confort de usuarios y profesionales, demorada por la alta ocupación de pacientes infecciosos que ha mantenido la planta en los dos últimos años.

Como se ha venido diciendo desde el SES, independientemente de que se esté construyendo a buen ritmo el nuevo hospital, la Junta de Extremadura continúa invirtiendo en el actual hospital con la finalidad de acondicionarlo y adaptarlo a las nuevas necesidades de los profesionales y usuarios, de tal forma que, a lo largo del mes de septiembre, finalizarán también las obras del área quirúrgica y pasillos con una inversión próxima a los 700.000 euros. Hay que agradecer finalmente la colaboración durante las obras, algo siempre incomoda, por parte de todos los profesionales para cumplir con los objetivos marcados.