La plataforma Siempre Don Benito explica que la concesión de la Medalla de Extremadura es un despropósito más de la fusión Don Benito-Villanueva, ya que concesión esta distinción se va a realizar a pesar de que el proceso está siendo analizado por la Justicia.

Además, añaden, que el primer despropósito fue una campaña informativa totalmente manipulada y sin transparencia, donde se engañó a la población. Seguido de una votación con muchas irregularidades, “donde estamos completamente seguros de que se cometió un fraude al dar el resultado final”. De este modo, desde Siempre Don Benito, recuerdan que han interpuesto un recurso que se ha admitido  a trámite, y por lo que la fusión, a la que se ha concedido la Medalla de  Extremadura, está pendiente de un juicio.

En este sentido, Siempre Don Benito ha presentado un escrito en el Ayuntamiento de Villanueva de la Serena pidiendo la certificación de los datos de escrutinio de la noche de la consulta porque “hemos visto que el acta del voto anticipado está firmada a las 20:30 horas y, sin embargo, el secretario del ayuntamiento villanovense declaró a las 21:30 horas, a una cadena de televisión, que a esa hora seguían contando votos”.

Anuncios
Anuncios

Asimismo, explican que siguen sin recibir respuesta por parte del Ayuntamiento de Don Benito al tercer escrito presentado para solicitar la certificación de los datos de la consulta.

A su vez, cifran en otro despropósito de este proceso es el relacionado con la elección del nombre para esa  supuesta  nueva  ciudad. Tras el bochornoso episodio, rechazando las propuestas realizadas por una comisión de 14 expertos, que solo se limitó a cumplir las bases dictadas por los ayuntamientos, los dos alcaldes se han reservado el poder, privilegio y capacidad para elegir ellos mismos el nuevo nombre, con la complicidad de casi todos los portavoces políticos. Por supuesto, el nombre elegido es todavía más desafortunado que los anteriores, usurpando el nombre al pueblo de Vegas Altas.