El incendio originado el pasado 12 de julio en la zona del Parque Nacional de Monfragüe ha afectado a una superficie de 2.755,03 hectáreas, en los términos municipales de Casas de Miravete (1.714,37ha), Jaraicejo (993,42ha) y Romangordo (47,24ha).

Además, la consejera de Agricultura, Begoña García, que ha visitado la zona ha asegurado que se van a clasificar los terrenos, y a determinar las actuaciones así como establecer su prioridad, con la finalidad de evitar los procesos erosivos, para lo que se priorizará los trabajos en las zonas con fuertes pendientes con toda la vegetación quemada. Al estar declarados de Utilidad Pública, los trabajos los realizarán las administraciones a su cargo y por procedimiento de emergencia.

Algunas de estas labores son la retirada de la madera quemada o su corta y saneamiento en caso de especies que broten de cepa o raíz (matas de encinas y alcornoques, eucaliptos, etc), y la reducción de los procesos erosivos consecuencia de la pérdida de la cubierta vegetal que causarán la escorrentía de lluvia el próximo otoño en el arrastre del suelo, nutrientes y el banco de semillas disponible después del incendio.

Anuncios
Anuncios

La consejera con los alcaldes de los pueblos afectados.

Pero también, la mejora y recuperación de pistas forestales y otras infraestructuras. En este punto, se trabajará en el mantenimiento de pistas forestales en la zona afectada por el incendio, que consistirá en el refino y planeo, la construcción de pasos de agua, embocaduras y badenes a lo largo de aproximadamente 63 km de pistas.

Otras acciones son la recuperación de infraestructuras afectadas por el incendio como cerramientos, abrevaderos u otras infraestructuras dañadas en terrenos forestales, o el tratamiento selvícola (post–incendio), diferenciando principalmente si se trata de especies pináceas o frondosas, cuya diferencia principal es la capacidad de rebrote.

Y, por último, el acondicionamiento de las vías pecuarias afectadas por el incendio. Los trabajos se centrarán aquí en el desbroce del matorral, la corta y apilado de la madera de los árboles quemados en las vías pecuarias que atraviesan el incendio, que supone una longitud total de 2.849,1872 m.