José Antonio González, de 60 años, trabajaba como barrendero limpiando las calles de Madrid, a donde llegó de joven, viajando desde el municipio pacense de Medina de las Torres.

Este extremeño fallecía el pasado 15 de julio, tras un paro cardíaco, causado por un golpe de calor, dadas las altas temperaturas que se estaban registrando en la capital, mientras se encontraba trabajando en el barrio de Puente de Vallecas.

Una vecina alertó a los servicios médicos, ya que se encontró al hombre inconsciente en la acera de la calle. Una vez llegó la dotación de Samur Protección-Civil, José Antonio tenía una temperatura corporal de cerca de 42 grados, y tras aplicarle hielo frío en diferentes zonas de su cuerpo, fue trasladado al Hospital Gregorio Marañón en estado grave, donde fallecía horas después debido a un paro cardíaco.

Anuncios
Anuncios

José Antonio González deja mujer y dos hijos, de 21 y 19 años, quienes destacan sus valores como persona, ya que luchaba todo lo necesario para sacar a su familia adelante.

Cabe destacar, que tras este suceso, el Ayuntamiento de Madrid ha cambiado los horarios de limpieza y ha instado a que las empresas adjudicatarias de dichos servicios flexibilicen los horarios de los trabajadores para evitar las horas más calurosas del día.