Podemos Extremadura ha señalado que Extremadura es la tercera comunidad con más casas de apuestas por habitantes, ya que hay 12,47 salones de juego por cada 100.000 habitantes, solo por detrás de Canarias y Murcia.

La formación política ha asegurado que estos datos están recogidos en el informe ‘Que no jueguen contigo’, elaborado por Podemos para analizar la situación de las casas de apuestas en cada comunidad autónoma.

Según informan en nota de prensa desde Podemos Extremadura, el documento refleja que Extremadura tiene 12,47 salones de juego por cada 100.000 habitantes, con 132 salones de juego y 1.700 ciudadanos incluidos en el Registro Estatal de Autoprohibiciones al Juego.

Anuncios
Anuncios

El dossier ha sido liderado el exatleta y consejero ciudadano estatal de Podemos, Roberto Sotomayor, con la colaboración de responsables en esta materia de Podemos en todas las comunidades autónomas.

El informe señala que durante los primeros años de apertura de casas de apuestas en Extremadura, “la deficiente reglamentación permitió que proliferaran rápidamente y abrieran muchas de ellas junto a colegios e institutos o muy cerca de ellos, así como la concentración de casas de apuestas muy cercanas entre sí en barrios humildes y zonas de ocio para jóvenes”. Además, denuncia que “desde los distintos gobiernos de Extremadura, no se ha hecho lo posible por evitar la proliferación de estos locales ni por hacer que cumplan la normativa correspondiente”.

A nivel nacional, el documento recoge que “las instituciones deben actuar de forma inminente para atajar los problemas de salud entre jóvenes, y no tan jóvenes, que está suponiendo el avance de las casas de apuestas”.

Para hacer esta afirmación, se basan en los datos aportados por FEJAR, y recogidos en este dossier, que señala que el 25 por ciento de la juventud ha consumido juego alguna vez y que una de cada cuatro personas que lo consumen acaban desarrollando ludopatía, considerada como una enfermedad mental.

También señala que en España hay más de 680.000 personas que sufren está enfermedad y que, según FEJAR, al menos 62.000 menores de edad están enganchados a las apuestas sin diagnosticar.

El dossier pone de ejemplo algunas comunidades autónomas en las que la legislación sobre el juego está siendo más exigente y exhaustiva, controlando al sector, como Aragón e Islas Baleares, y reivindica la labor de Podemos en sus gobiernos, garantizando que desde la formación política se seguirá trabajando para frenar y minimizar el negocio del juego, así como los problemas de salud pública que genera.


Galería de imágenes