La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 28 años de edad acusado de cometer tres contra la seguridad vial y otro de lesiones por imprudencia grave, después de que, supuestamente, provocara un accidente de tráfico en el que resultó herida otra conductora, y abandonara después el lugar del accidente sin socorrerla.

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Subsector de Tráfico de la Comandancia de Cáceres, han detenido a un hombre, de 28 años de edad, por tres delitos contra la seguridad vial y uno de lesiones por imprudencia grave, después de que, supuestamente, provocara un accidente de tráfico en el que resultó herida otra conductora, abandonando después el lugar del accidente sin socorrerla. Además, tras ser localizado por la Guardia Civil, se negó a realizar las pruebas de alcoholemia.

La Guardia Civil han indicado que los hechos tuvieron lugar en la madrugada del pasado día 15 de abril, cuando se produjo un accidente de circulación entre dos vehículos en la carretera EX−206 (Cáceres-Medellín), término municipal de Torreorgaz (Cáceres), en el que resultó herida la conductora del vehículo alcanzado, y donde el conductor del vehículo que, supuestamente, lo había provocado, se marchó del lugar sin auxiliar a la otra conductora.

Anuncios
Anuncios

Una laboriosa búsqueda del vehículo fugado, mediante el seguimiento de los restos de residuos derivados de la colisión, llevó a los agentes a localizarlo en el garaje de una vivienda situada en una población cercana al lugar del accidente, tal y como ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa.

Tras observar que este vehículo presentaba daños evidentes y compatibles con el accidente investigado, los agentes se entrevistaron con el morador de la vivienda, que se encontraba bajo una clara influencia de bebidas alcohólicas, quien negaba haber utilizado el vehículo, negándose igualmente a realizar ningún tipo de prueba para la comprobación de una posible intoxicación etílica, añade el comunicado.

En días posteriores se realizaron distintas diligencias de investigación para tratar de esclarecer los hechos y poder determinar la autoría del mismo, interviniendo agentes del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) del Subsector de Tráfico de Cáceres, cuyo informe pericial, unido al resto de pruebas obtenidas durante la investigación, permitió atribuir la autoría del accidente a un varón, de 28 años de edad, con domicilio en una localidad cercana al lugar del accidente, que acabó siendo aquél que en los primeros momentos había negado los hechos antes los agentes.

Finalmente, este conductor ha sido investigado por tres supuestos delitos contra la seguridad vial, consistentes en abandonar el lugar del siniestro, penado con 6 meses a 4 años de prisión y privación del derecho a conducir vehículos a motor de 1 a 4 años, por conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, para el que el Código Penal prevé penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y privación del derecho a conducir vehículos a motor de 1 hasta 4 años, además del delito de negativa a someterse a las pruebas legalmente establecidas para la comprobación de las tasas de alcoholemia, castigado con pena de prisión de 6 meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor de 1 hasta 4 años; asimismo, ha sido investigado por un supuesto delito de lesiones por imprudencia grave castigado con una pena de prisión de uno a tres años

Las diligencias instruidas han sido remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Cáceres.


Galería de imágenes