El profesor de la Universidad de Extremadura, Fernando Pulido, coordina la parte española del proyecto europeo Desert-Adapt, que forma parte del programa LIFE de la Unión Europea para hacer frente al desafío del cambio climático.

En Extremadura ya se han comenzado a aplicar tres  modelos de adaptación a la desertificación, que cumpliendo con los objetivos de Desert-Adapt, pretenden mejorar la calidad del suelo y su conservación a través de estrategias y tecnologías innovadoras. Hoyos, Valverde del Fresno y Moraleja son las localidades elegidas para llevar a cabo esta iniciativa y contrarrestar el riesgo de desertificación, según han informado desde la Universidad de Extremadura.

El proyecto cuenta con los agricultores y ganaderos locales que buscan oportunidades rentables de uso del suelo. “En el año 2015 tuvo lugar un pavoroso incendio en la comarca de la Sierra de Gata y en 2017 iniciamos un proyecto LIFE de adaptación a la desertización, que era muy conveniente después de ese gran incendio”, recuerda Fernando Pulido. “Para ello buscamos formas sostenibles de generar rentas, principalmente a través del cultivo de nuevas especies de plantas que pudieran crecer y ser económicamente interesantes en un contexto de doble degradación del suelo: por culpa de los incendios y los pastoreos excesivos en el pasado, y la degradación provocada por la subida de temperaturas y la falta de precipitaciones”, explica el investigador.

Anuncios
Anuncios

En terrenos municipales de Hoyos y de la Asociación del Castañar se trabaja con cabreros para reducir el riesgo de incendios y se genera leche de alta calidad para una quesería local. Además, se cultivan plantas aromáticas de alto valor comercial y castaños resistentes a la enfermedad de la tinta con técnicas de riego deficitario. A la vez, se adoptan diferentes medidas que favorecen la biodiversidad animal y vegetal. http://www.desert-adapt.it/index.php/es/casos-de-estudio/l5-hoyos-sp

En los terrenos del Ayuntamiento de Valverde del Fresno afectados por los incendios, se ha generado un mosaico de parcelas agrícolas y forestales para reducir el riesgo de incendio. Se han cultivado también plantas aromáticas y castaños. Además, se ha ensayado la cosecha de jaras para la extracción de aceites esenciales de alto valor. http://www.desert-adapt.it/index.php/es/casos-de-estudio/l6-vdfres-sp

En Moraleja, en la finca privada de Monteviejo, sobre una dehesa muy degradada, se ayuda a la regeneración del arbolado de encinas y alcornoques, mejorando los pastos para una aumentar la producción y su calidad, con medidas de protección de la biodiversidad. También se ha realizado una plantación ecológica de pistachos. http://www.desert-adapt.it/index.php/es/casos-de-estudio/l7-gam-sp

En estas tres localidades se persigue el objetivo general de mitigar la desertización generando a la vez nuevos productos de interés comercial, que incluyen también visitas turísticas.

Los primeros resultados muestran la viabilidad de los modelos ensayados en términos ambientales y en la actualidad se evalúan los aspectos sociales y económicos.

Proyecto LIFE Desert-Adapt

El proyecto LIFE Desert-Adapt, con cinco años de andadura, pretende sobre todo beneficiar a los agricultores locales generando oportunidades de ingresos a partir de nuevas combinaciones de proyectos y servicios ecosistémicos, y con promociones, ventas y marketing organizados de forma cooperativa.

En el proyecto LIFE Desert-Adapt participan Italia, Portugal y España que ya se han visto afectados por el cambio climático. Estos tres países de la Unión Europea han decidido implantar los Modelos de Adaptación a la Desertificación en 1.000 hectáreas de tierra para combatir el cambio climático y mejorar la calidad ambiental y favorecer el desarrollo socioeconómico. La idea de este proyecto europeo es proponer nuevas políticas públicas que repliquen esta iniciativa y amplíen las regiones para salvaguardar y mejorar la biodiversidad y calidad del suelo, evitando su erosión.


Galería de imágenes