Más de 200 camiones se han sumado a las marchas lentas convocadas en las ciudades de Cáceres y Plasencia para protestar por el precio de los carburantes, en la que es la novena jornada de paro indefinido convocado por la Plataforma Nacional para la Defensa del Transporte.

Los transportistas extremeños han rechazado la bonificación al gasóleo propuesta el Gobierno de España, con unas ayudas directas de 500 millones de euros, y han defendido que la adhesión de algunas asociaciones a sus protestas “puede llevar a engaño”.

La Plataforma para la Defensa del Transporte de Mercancías ha cumplido este martes su noveno día de paro en Extremadura, una jornada en la que se han repetido las denominadas “marchas lentas” en algunas ciudades de la región, como Cáceres y Plasencia.

Anuncios
Anuncios

David Quijada, coordinador de  la plataforma en la zona norte de Extremadura, ha indicado que tras nueve días en la calle “luchando por nuestras empresas y nuestras familias los ánimos van decayendo, pero vemos avances que nos dan un plus de moral para estar donde estamos y seguir a pie de carretera informando de nuestras reivindicaciones”.

Quijada se ha referido al anuncio del Gobierno central sobre la bonificación del gasóleo, un compromiso que los camioneros extremeños han rechazado “porque el Gobierno se está sentando a negociar con las personas equivocadas”.

“Están hablando con el Comité Nacional y ellos no tienen los camiones, los camiones los tenemos nosotros”, ha apuntado.

Quijada ha lamentado que se esté acusando a los transportistas de dejar parados los camiones, “pero es que nosotros podemos hacer y deshacer lo queramos con nuestros camiones y nuestras empresas, y lo que no podemos es trabajar a pérdidas y seguir arruinándonos día a día”.

Ha insistido en que quien se tiene que sentar a negociar con el Gobierno “es la plataforma, porque es quien de verdad representa al pequeño transportista, ya que el Comité Nacional no tiene los camiones, sino las cargas, que nos las venden muchas veces a un 50 % del coste real que ellos están cobrando”.

“Están haciendo que nosotros trabajemos a pérdidas o a cero beneficio y eso no podemos permitirlo, no solo por lo económico sino por dignidad de nuestras empresas y nuestras familias”, ha agregado.

Quijada ha recordado que entre sus principales reivindicaciones se encuentran que se asigne un precio y que por ley esté prohibido vender viajes por debajo de esos precios, un límite de horas de carga y descarga, que los conductores no carguen ni descarguen, la jubilación a los 60 años y que los accidentes se consideren accidentes laborales.

“Pero lo principal que queremos es que nos escuchen, porque no sabemos donde podemos llegar mientras la plataforma no se siente con el Ministerio, porque estos días se están incorporando nuevas asociaciones, que pertenecen muchas al Comité Nacional y que quieren tomar la iniciativa y esto puede llevar a engaño, porque lo mismo se unen y dentro de dos días desconvocan el paro”, ha advertido.

Sobre la marcha lenta convocada para este martes en Plasencia por la Asociación Transportistas de Extremadura (ASEMTRAEX), David Quijada ha subrayado que los transportistas agradecen el apoyo, “pero hay que tener en cuenta que quien tiene que tomar la iniciativa es la plataforma, ya que no podemos permitir que ciertas asociaciones tomen el mando de las protestas, ya que su papel debe ser hacer fuerza para que el Ministerio se siente a hablar con nosotros”.

Por último, ha calificado de “vergüenza” el hecho de que la Delegación del Gobierno en Extremadura esté enviando sanciones por importe de 3.000 euros a algunos camioneros que secundan las propuestas.

“Nos las están llevando a casa las multas las patrullas de la Guardia Civil y esto es acoso, porque estas sanciones son una manera de amedrentarnos y asustarnos”, ha concluido.


Galería de imágenes