La ganadería extremeña prevé duplicar esta campaña el gasto habitual en alimentación complementaria como consecuencia de la sequía que azota a la región, coste que además se verá incrementado por la subida de los precios de estos productos como consecuencia de la guerra en Ucrania.

El presidente de la asociación Ganaderos del Reino, Enrique de Muslera, ha explicado a Efe que 2022 “será uno de los años más difíciles” que se recuerde en este sentido, a la espera de que lleguen lluvias primaverales que mejoren la situación.

“Desde antes de Navidad no llueve, y el otoño fue además muy seco en algunas zonas, especialmente de la provincia de Badajoz, lo que deja al ganado sin alimentación”, ha manifestado.

Anuncios
Anuncios

Esta situación hace que se prevean importantes aumentos en alimentación complementaria.

Si los precios de estos costes ya preocupan de por sí en temporadas normales, la sequía agravará el problema, a lo que se une además que una parte de la alimentación para la ganadería española y extremeña proceda de Ucrania y Rusia, de ahí que “España y la Unión Europea (UE) tendrán que buscar otros suministradores, probablemente en Estados Unidos (EEUU) o Sudamérica, aunque ahora hay muchas dudas…”.

En este sentido, el presidente de Asaja Extremadura, Angel García Blanco, ha recordado que casi un 50 por ciento del maíz consumido en España se importa de Ucrania, con una cantidad también importante con respecto al trigo, lo que provocará un incremento en el precio de los piensos, y no en vano esta semana ya han subido 18 euros/tonelada ambos productos en las lonjas españolas.

Todo ello llega en un momento donde más que nunca se precisa de alimentación complementaria, ha insistido, debido a la situación de sequía que sufre el campo, no paliada ni de lejos con los esporádicos episodios de precipitaciones vividos en las últimas dos semanas.

En ambos casos se ha incidido en la importancia de habilitar ayudas destinadas al sector ganadero español y extremeño debido al actual escenario, tal y como se ha trasladado en la primera reunión de la mesa de la sequía convocada por el Ministerio de Agricultura.

Angel García Blanco ha recordado además que, en el caso de las exportaciones agrarias extremeñas a Rusia y Ucrania, la situación bélica afecta principalmente a la aceituna de mesa y a la fruta.