La Guardia Civil investiga a un hombre por el supuesto hurto de 200 aspersores de riego. Tras tener conocimiento, el pasado mes de enero, del supuesto hurto de 200 aspersores de latón, cometido en una finca agrícola de la pedanía talayuelana de Santa María de las Lomas, los agentes abrieron una investigación que ha supuesto la práctica de distintas diligencias, entre ellas inspecciones en establecimientos autorizados para la recogida de metales, en uno de los cuales, situado en Navalmoral de la Mata (Cáceres).

Asimismo, pudieron averiguar que habían sido vendidos gran cantidad de aspersores por parte de un vecino de Talayuela (Cáceres), y que pudieran tratarse de aquellos que habían sido sustraídos.

Los agentes averiguaron que el vendedor los había comprado, a su vez, a otro vecino de Santa María de las Lomas, quien no disponía de tierras de cultivo, pero sí numerosos antecedentes por distintos delitos contra el patrimonio.

Anuncios
Anuncios

Los indicios y pruebas obtenidos durante la investigación llevaron a que el vecino de Talayuela (Cáceres), de 46 años, acabara investigado como supuesto autor de un delito de receptación, mientras que el vecino de Santa María de Las Lomas, de 54 años de edad, fue detenido por un supuesto delito de hurto, recuperándose, además, los aspersores sustraídos.