El Congreso ha convalidado el decreto ley de la reforma laboral por un solo voto de diferencia emitido telemáticamente por el diputado extremeño del PP Alberto Casero, lo que ha permitido salvar la norma pactada por el Gobierno y los agentes sociales cuando iba a ser derogada con los dos votos en contra de los diputados díscolos de UPN.

El cambio del sentido del voto de los representantes de UPN -en contra de la consigna de la dirección del partido- debería haber sumado 175 votos en contra, suficientes para derogar la reforma frente a 174 síes, pero el error del diputado popular ha permitido invertir el resultado con 175 votos a favor y 174 en contra.

En el PP aseguran que Casero ha votado en contra, cuestión que ha querido plantear tras la votación la portavoz de este grupo, Cuca Gamarra, sin que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, lo haya admitido, lo que ha sido recibido con gritos de «tongo» en la bancada popular. Tras la votación ha habido unos segundos de incertidumbre cuando la propia Batet se ha equivocado y ha declarado derogada la reforma laboral, para a continuación decir que se había convalidado. Después se ha votado y rechazado también por un solo voto su tramitación como proyecto de ley.

Anuncios
Anuncios

A CASERO NO LE DEJARON ENTRAR EN EL CONGRESO

El PP asegura que su diputado Alberto Casero ha votado telemáticamente con un no a la convalidación de la reforma laboral, pero su voto se ha contabilizado como un sí y así lo ha reflejado un comprobante, por lo que el parlamentario ha acudido al Congreso para alertar de lo ocurrido, donde no le han permitido entrar en el hemiciclo.

Los diputados del PP que pertenecen a la Mesa del Congreso, el secretario general del partido, Teodoro García Egea, y la presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, mantienen en estos momentos una reunión sobre lo ocurrido. La votación de Casero ha posibilitado que el Gobierno convalide la reforma laboral, que tenía amarrada hasta que los dos parlamentarios de UPN se han saltado el pacto de su formación y han votado en contra.

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ha comparecido en rueda de prensa y ha asegurado que «la convalidación de ese real decreto no es posible» porque «solo es posible teniendo en cuenta un voto que se ha emitido con un sentido diferente al que se ha contabilizado por parte de la presidencia de la Cámara».

El PP argumenta que se ha vulnerado los derechos de su diputado, el artículo 23 de la Constitución, y que el Congreso conocía la «anomalía» antes de que empezase la votación presencial en el hemiciclo, pero el vicepresidente de la Cámara, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis ha comunicado al secretario general del Grupo Popular, Guillermo Mariscal, que Casero no podría acceder al Pleno. Además, Gamarra ha denunciado que Batet le ha retirado la palabra cuando al final del pleno ha querido alertar de lo ocurrido asegurando que la Mesa ya lo había anunciado cuando la Mesa no se ha reunido ni «abordado nada».