El Club Senior de Extremadura ha considerado urgente reactivar la línea férrea Ruta de la Plata para integrarla en la Red Transeuropea de Transporte y ha solicitado la puesta en servicio del subtramo Plasencia-Salamanca por considerarlo prioritario y urgente.

Esta demanda pretende ser incluida en los planes de la Estrategia Indicativa del desarrollo, así como el mantenimiento y renovación de la infraestructura ferroviaria puesta en marcha por el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana. Según el Club Senior esta antigua ruta ferroviaria, que quedó desmantalada por completo en los años 90, constituía un eje fundamental de comunicación, pues vertebraba todo el oeste español en un trayecto que rompía la red radial de España para comunicar directamente el norte y el sur peninsular sin pasar por Madrid.

A través de un comunicado, el Club Senior de Extremadura sostiene que con la entrada en la UE se puso de relieve el “grave error” que supuso el cierre de esta línea y los perjuicios que se han ocasionado a comunidades autónomas como Asturias, Castilla y León, Extremadura y Andalucía. Convertida en vía verde, con sus infraestructuras abandonadas, para el Club Senior la recuperación y operatividad de la vía férrea Ruta de la Plata es de vital importancia estratégica para evitar el vaciamiento y fijar la población en todo el oeste español que a día de hoy está sometido a presiones demográficas negativas bastante intensas.

Anuncios
Anuncios

En este sentido asegura que Extremadura se ve perjudicada por la falta de una vía ferroviaria que facilite la salida de sus productos a los puertos del norte de España y los mercados europeos. Actualmente es necesario dar un rodeo por Madrid y en condiciones muy precarias, ya que se encuentra en construcción para vía de altas prestaciones el tramo Badajoz–Plasencia que todavía no ha entrado en servicio. Y además se halla en sus comienzos el tramo Plasencia–Madrid que desde sus primeros compases experimenta notables retrasos en su construcción.

“De modo que, en una estimación optimista, no podrá utilizarse hasta el año 2030 como mínimo. La reactivación de la antigua línea produciría varias y notables ventajas, por el hecho ser el camino más corto para salir hacia Europa y, además, conectar con los puertos del norte de España. Además de un ahorro de 34 km, se evita la congestión de convoyes que se produce en la aproximación a Madrid y en la salida de la capital, zona con una gran sobresaturación de tráfico ferroviario debido al carácter radial de la red ferroviaria española, lo que da lugar a una notable pérdida de tiempo. Por la Ruta de la Plata se harían menos kilómetros y se tardaría un tiempo sensiblemente menor”, ha indicado el Club Senior de Extremadura.

Por este sentido considera “imprescindible” que se vuelva a poner en marcha con un nuevo trazado electrificado y doble vía, la vía férrea Ruta de la Plata para uso mixto de viajeros y mercancías. Las comunidades autónomas concernidas y especialmente Castilla y León y Extremadura necesitan de esta línea férrea en activo y no convertida en una vía verde”, subraya el escrito.

También ha hecho hincapié en la necesidad de reactivar en una primera fase el tramo Plasencia–Salamanca de la vía férrea Ruta de la Plata por considerar que permitiría el enlace con el Eje Atlántico en esta ciudad y desde allí hacia Valladolid, Palencia y Burgos y la frontera con Francia en Hendaya. Los productos extremeños y otros castellano-leoneses llegarían con mayor rapidez a los mercados de Europa utilizando el tipo de transporte más barato y menos contaminante. Los viajeros también resultarían beneficiados.

En el escrito del Club Sénior se sugiere que los Fondos Next Generation podrían ser un elemento que permitiera financiar y adelantar las obras del tramo prioritario Plasencia – Salamanca que es el fundamental de la actuación. El posicionamiento del Club Sénior respecto a este tema fue planteado en la última reunión de su directiva, celebrada el pasado jueves de forma telemática, y aprobado por unanimidad.


Galería de imágenes