El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Luis Alfonso Hernández Carrón, ha criticado que el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, haya vetado la creación de un fondo de contingencia municipal destinado a ayuntamientos para evitar situaciones “como la de Alburquerque”.

El PP sostiene que, ante la quiebra, un fondo así permitiría que los trabajadores municipales cobrasen y ha recordado que los trabajadores del Ayuntamiento de Alburquerque llevan un año sin percibir el importe correspondiente a sus nóminas. En este sentido ha dicho que “desde la España rica” se les está auxiliando con productos de primera necesidad, pero la Junta no quiere un fondo para paliar la situación.

Tras la reunión de portavoces y la ordenación del debate del dictamen del proyecto de ley de Presupuestos, Hernández Carrón ha recordado que el GPP presentó 718 enmiendas, de las que quedan vivas 704, no porque se hayan aprobado algunas en la Comisión de Hacienda. “Todo lo contrario, se nos han vetado”, ha explicado.  Así, los ‘populares’ han insistido en que la Junta demuestra poca capacidad de diálogo en cuestiones de interés de los extremeños, y lo hace vetando 13 enmiendas al articulado a las que han pasado el rodillo de la censura.

Anuncios
Anuncios

Carrón ha pedido a Fernández Vara que demuestre cintura política en el debate final de los presupuestos autonómicos para 2022, y que escuche las propuestas que la oposición llevará al pleno en forma de enmiendas parciales. Para los ‘populares’, es el momento de demostrar que esa afirmación de que “estamos en un momento único” es algo más que palabras.

Asimismo ha subrayado el veto socialista sobre la enmienda para abonar una paga extra a los empleados públicos que durante la pandemia están dando especialmente la cara, como son los sanitarios y los docentes. Carrón ha dicho que estamos en la sexta ola y Extremadura es de las pocas regiones que aún no ha gratificado a su personal sanitario. En cambio, el regalo de Navidad de Vara a los sanitarios ha sido quitarles el refuerzo, como ha ocurrido en el Hospital de Zafra, ha dicho.

El portavoz adjunto ha destacado el veto de la Junta a enmiendas dirigidas a los empleados públicos en la línea de sus justas reivindicaciones: como el nivel II de la carrera profesional 2020 y 2021, que se les adeuda desde el acuerdo electoralista que firmó la Junta con los sindicatos antes de las elecciones, o el pago de la subida del 2% a los empleados públicos acordado por el gobierno de Rajoy y que la Junta no ha pagado, mientras en otras comunidades autónomas  sí se ha abonado.

Hernández Carrón ha citado también el rechazo de Vara a la dotación con 78 millones de euros para el Fondo Regional de Cooperación Municipal. Además, se han vetado enmiendas para un Plan de recuperación económica, productiva y laboral de la comarca de Campo Arañuelo ante el cierre de la Central Nuclear de Almaraz, o la congelación la congelación de las tasas y precios públicos de la Junta para el ejercicio 2022 ante el incremento de la inflación, las subidas de la luz, la cesta de la compra y los carburantes.

Para los ‘populares’, se trata de cuestiones importantes que la Junta de Extremadura  ha tirado a la papelera y ha dicho directamente “que no se van a debatir”. Luis Alfonso Hernández Carrón ha manifestado que esto “parece el anticipo de lo que puede venir en la votación de enmiendas parciales”. Así, en un momento muy importante se pide el apoyo de la oposición, pero cuando llega la hora de demostrarlo “o nos vetan las enmiendas o nos votan en contra”.


Galería de imágenes