La Comunidad de Madrid, Extremadura, Castilla La Mancha y Castilla y León son las únicas comunidades que se resisten a exigir pasaporte COVID a una semana de la Navidad y con un panorama epidemiológico cada vez más complicado porque la transmisión ya está en riesgo muy alto (511 casos).

En las últimas horas ha habido nuevos pronunciamientos judiciales sobre el pasaporte covid, por el momento la herramienta más extendida para luchar contra la expansión de la sexta ola. Una herramienta, pero no la única ni la clave, según sostenía este viernes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, tras participar en un acto en Zaragoza.

La Rioja ha visto autorizada ya por la justicia su propuesta de exigir el certificado para acceder a hospitales, centros de servicios sociales, ocio nocturno y restaurantes con aforo de más de 50 comensales hasta el próximo 22 de enero.

Anuncios
Anuncios

También en Andalucía ha habido aval judicial a la petición de la Junta para exigir este certificado a los usuarios de los espacios interiores de establecimientos de hostelería, ocio y esparcimiento, pero -tal como había especificado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA)- excluyendo expresamente a los trabajadores. El pasaporte entrará en vigor el lunes 20 de diciembre.

En contraste, el Gobierno de Aragón ha visto este jueves como el Tribunal Superior de esta comunidad rechazaba ampliar los supuestos en los que es exigible el pasaporte covid en la comunidad y negaba su obligatoriedad en hostelería, restauración, gimnasios, cines, espectáculos y eventos similares.

No obstante, la mantiene en hostelería para celebraciones de más de diez personas, ocio nocturno, salones de juego, visitas en hospitales y centros sociales especializados y en grandes eventos de más de quinientos asistentes en cerrado y mil en abierto.

El gobierno aragonés ha insistido en que utilizará «todas las herramientas que considere necesarias para proteger la salud de la población». De hecho, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, ya advirtió de que no se descartaba volver a adoptar restricciones de movilidad y de horarios si el TSJA rechazaba su petición de ampliar el pasaporte covid.

También el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha suspendido el cierre a las tres de la madrugada de los locales de ocio nocturno porque no cree que «resulte indispensable» en la actual situación epidemiológica en la comunidad.

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, reconocía este viernes que Madrid vivirá «unas semanas complicadas» debido a la nueva variante, aunque se prevé que la situación «vuelva a estar contenida» después de las navidades.

En la Comunidad de Madrid, la variante ómicron se ha convertido en mayoritaria, con más del 50 % de los casos secuenciados, según el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, quien defiende que es una cepa «más contagiosa» pero provoca una enfermedad más leve.

Y en Cataluña, el comité asesor de coronavirus del Govern ultima un informe con medidas restrictivas para reducir las interacciones de cara a la Navidad, como la extensión del certificado covid para cines, teatros y actividades similares sin distancia interpersonal.

El avance de la variante ómicron es también patente en Cataluña, pues ya representa el 20 por ciento de todos los positivos.