La Guardia Civil, en el marco de la operación “Golf”, ha detenido e investigado a cinco vecinos de Badajoz y Montijo como responsables de una organización criminal que supuestamente eludió el pago de los impuestos en la transmisión de unos 1.250 vehículos, un fraude que podría alcanzar unos 143.000 euros y unos beneficios obtenidos de 200.000 euros.

La investigación se inició el pasado mes de octubre, cuando agentes del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) del Sector de Extremadura tuvieron conocimiento de la transmisión irregular en la titularidad de diferentes vehículos.

Con la colaboración de la Jefatura Provincial de Tráfico de Badajoz, se constató la actividad delictiva de un grupo cuyos integrantes habían generado un entramado empresarial y documental que incluía la intervención de una supuesta gestoría administrativa y tres sociedades pantallas sin actividad ni ubicación alguna.

Anuncios
Anuncios

Éstos captaban a personas (compradores y vendedores) que particularmente necesitaban realizar la trasmisión de sus vehículos, ofreciéndose como supuesta empresa gestora incluso publicitándose en internet, para tramitar el cambio de titularidad a bajo coste.

Una cuantía económica que percibían como pago de sus honorarios por el trámite único de la gestión en la transmisión, según detalla la Comandancia de la Guardia Civil de Badajoz en nota de prensa.

Posteriormente, falsificaban contratos de compra-venta con expedición de facturas y justificantes profesionales falsos (documentos estos de uso exclusivo a gestores administrativos colegiados), así como firmas y declaraciones juradas para transmitir los vehículos a alguna de las empresas pantallas, sin que sus propietarios tuvieran conocimiento del entramado urdido por los ahora detenidos.

Con estas operaciones consiguieron eludir el pago obligatorio del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados exigibles a particulares, ya que dichas transmisiones eran realizadas a través de empresas exentas de la liquidación del canon.

Las pesquisas obtenidas dieron a conocer a los agentes expedientes relacionados con la transferencia de un total de 1.250 vehículos, supuestamente con el mismo proceder, y se estima que podrían haber defraudado unos 143.000 euros, además de la obtención de unos beneficios económicos de 200.000 euros al no presentar ante la AEAT el IVA correspondiente de la venta de los mismos.

Ante los citados hechos, se les detuvo como presuntos autores de fraude a la hacienda pública, falsedad documental y pertenencia a organización criminal, instruyéndoles diligencias y siendo puestos a disposición de los Juzgados de Instrucción de Badajoz.

En la conclusión de tan laboriosa investigación llevada a cabo en el transcurso de este último año, han colaborado activamente la Jefatura Provincial de Tráfico de Badajoz, Área de Transmisiones Patrimoniales de la Dirección General de Tributos del Servicio Fiscal de la Junta, Agencia Tributaria Delegación Especial de Extremadura y el Colegio Oficial de Gestores Administrativos de la comunidad.


Galería de imágenes