•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Plasencia (Cáceres) ha instado a la Junta de Extremadura a pronunciarse sobre los incumplimientos de la normas anticovid por parte de una discoteca de la localidad que este fin de semana ha sido escenario de una nueva denuncia, esta vez por agresión a un portero.

El consistorio envió hace cuatro meses a la Dirección General de Salud Pública un informe policial sobre los “múltiples” incumplimientos de las normas de prevención frente a la covid-19 que se produjeron en una fiesta privada celebrada en la discoteca Déjá Vu el pasado 27 de junio.

En este sentido, el Gobierno local ha destacado en una nota que dicho local ha sido escenario de un nuevo altercado el pasado fin de semana, cuando un individuo “lanzó un puñetazo en la cabeza al portero de la discoteca” en presencia de varios agentes de la Policía Local.

Anuncios
Anuncios

“Este altercado se suma al ocurrido el pasado mes de junio cuando el establecimiento fue denunciado al incumplir todas las normas relativas al protocolo sanitario, del que se envío un informe de lo ocurrido a la Junta de Extremadura para que procediera al respecto”, ha agregado.

De esta forma, transcurridos cuatro meses “el Ayuntamiento está a la espera de una resolución que, entre otros, ponga fin a determinados comportamientos”, ha apuntado el Consistorio.

Por otra parte, el Gobierno municipal ha instado a la ciudadanía a cumplir las normas de civismo y convivencia y a respetar el derecho al descanso de los vecinos de la zona, así como las normas relativas al decoro y la limpieza de las calles donde se concentra el ocio de la ciudad. EFE


Galería de imágenes