El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ha ratificado en un auto el cierre perimetral solicitado por la Junta para las localidades pacenses de Santa Marta de los Barros, Solana de los Barros, Campanario, Santa Amalia y Pueblo Nuevo del Guadiana por la alta incidencia de casos COVID-19.

Asimismo, ha dado luz verde a la prolongación de dicha medida para Miajadas y Oliva de la Frontera.

En el caso de estos nuevos cierres, la petición -ahora ratificada- se debe a que tienen una incidencia acumulada a los catorce días superior a los 1.000 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, mientras que en los de Oliva de la Frontera y Miajadas responde a que en los 14 días transcurridos desde que se acordó su cierre no se han conseguido los resultado deseados.

Anuncios
Anuncios

Por contra, dada la buena evolución, esta medianoche decaen los cierres perimetrales en Quintana de la Serena, Bienvenida y Villanueva del Fresno, en la provincia de Badajoz, y Hervás y Losar de la Vera, en Cáceres.


Galería de imágenes