El pleno de Ayuntamiento de Cáceres ha aprobado, con los votos en contra de los concejales de Ciudadanos, Raquel Preciados y Antonio Ibarra, y la abstención del concejal de Ciudadanos, Antonio Bohigas, una moción de alcaldía en que solicita la figura de Paisaje Protegido para la Sierra de la Mosca.

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha señalado que “no es una moción contra la mina, sino para proteger un espacio natural en sus usos tradicionales, no se pretende una hiperprotección incompatible con estos usos”.

Salaya ha destacado el trabajo de la plataforma ‘Salvemos la Montaña’ y de la ciudadanía, “un proyecto que generó una reacción social que ha hecho que apostemos por esta figura, al que todavía le queda un camino largo, y por ello vamos a seguir necesitando la oposición ciudadana y el respaldo del pleno municipal”, así como el de los grupos municipales “por haber sido capaces de mantener una actitud férrea en este Salón de Plenos”.

Anuncios
Anuncios

Sobre la presentación como moción de alcaldía, ha explicado que “el mandato del Pleno para buscar figuras de protección para la Sierra de la Mosca ya existe, pero queríamos darle un carácter institucional, no porque queramos ponernos la medalla de haber acabado con la mina sino porque era la manera más institucional de hacerlo, que fuera el Ayuntamiento de Cáceres quien la impulsara”.

“Ahora sí existe la posibilidad de lograr esta declaración con cierta seguridad y por ello esta moción”, ha concluido Salaya.

El concejal de Urbanismo y Patrimonio, José Ramón Bello, ha destacado que la Sierra de la Mosca es “el pulmón verde de la ciudad, con unos valores naturales, sociales y espirituales, y asociada a la protección de estos valores, va aparejada la conservación de los usos económicos tradicionales. Y ahora es el momento idóneo de presentarla”.

Por todo ello, ha añadido, Bello, “proponemos instar al Gobierno de la Comunidad Autónoma de Extremadura a que inicie, sin dilación, la tramitación de la figura de protección de Paisaje Protegido para este enclave natural, dada la emergencia climática y la extrema sequía que padecemos; y trabajar con todos los agentes sociales, particulares y colectivos con la concreción del área que delimitará el espacio protegido configurando el mismo con criterios científicos en materia Medio Ambiental y urbanística”.

Asimismo, “iniciar con las instituciones competentes en la materia con la redacción de un documento de planeamiento y gestión urbanística que ordene adecuadamente toda la parte del sector urbano no incluida en el paisaje protegido”.

Y por último. “instar a la administración competente en la materia a dotar de los medios suficientes para ágil redacción de los informes, estudios ambientales y documentos de planeamiento necesarios para la declaración de la Sierra de la Mosca como Paisaje Protegido”.


Galería de imágenes