El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha confirmado en la tarde de este miércoles que el brote de los esquiladores uruguayos que llegaron a Extremadura el pasado 1 de abril es de la variante brasileña.

La secuenciación de la primera de las muestras remitidas al Centro Nacional de Microbiología de Majadahonda ha dado resultado positivo y ha confirmado las sospechas de las autoridades sanitarias de esta comunidad autónoma, que desde el primer momento dieron por hecho que podía tratarse de la variante P.1, muy extendida en la región amazónica de Brasil y con una elevada prevalencia en Umbría (Italia).

No obstante, el vicepresidente segundo ha explicado que faltan por secuenciar el resto de muestras enviadas al laboratorio y que mientras tanto hay que ser prudentes. Vergeles ha indicado que una vez confirmadas las sospechas se realizará un seguimiento estrecho de los casos diagnosticados. El Ministerio de Sanidad sostiene que la transmisibilidad y la virulencia de esta variante se encuentran en estudio, aunque reconoce que es posible que escape a la respuesta inmune; dicho de otro modo, es posible que esta cepa lograse penetrar en el organismo y contagiar a personas ya vacunadas.

Anuncios
Anuncios

Vergeles no ha concretado el número de personas contagiadas por la variante brasileña, que podría alcanzar a más de medio centenar de personas, pero sí ha confirmado que hay dos pacientes ingresados que guardan relación con el brote de los esquiladores que evolucionan favorablemente.

El consejero de Sanidad también se ha referido a las palabras del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, quien el martes consideró probable que los esquiladores se hubieran contagiado en Extremadura. A este respecto Vergeles dijo que no está seguro “de que el virus se hubiese contagiado aquí”.

El brote 235, conocido popularmente como el de los esquiladores, ha obligado a realizar cribados en los municipios en los que se encuentran las 34 explotaciones ganaderas en las que estuvieron trabajando los profesionales uruguayos. Mientras, los integrantes de la cuadrilla que llegó a Extremadura el pasado 1 de abril permanecen en régimen de aislamiento en el municipio de Navalvillar de Pela cumpliendo las normas establecidas en el protocolo frente a la Covid-19.

Antes de confirmarse que el brote laboral de Extremadura es de la cepa brasileña, el Ministerio de Sanidad había confirmado que en España se habían detectado 3 nuevas agrupaciones de casos -32 positivos en conjunto- y más de 60 acumulados de esta variante brasileña. Esta es la primera vez que se detecta en Extremadura, pues los tres casos sospechosos que se diagnosticaron a finales del pasado mes de marzo en el área de salud de Navalmoral de la Mata no han arrojado resultados concluyentes de la secuenciación porque las muestras eran muy débiles, según ha confirmado la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales a LA MAÑANA de Radio Interior. En aquella ocasión, la Dirección General de Salud Pública detectó este caso sospechoso en tres personas de una misma unidad familiar de los que 2 eran positivos y uno era un contacto estrecho y el brote estaba vinculado con un viaje laboral a Portugal.


Galería de imágenes