•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El brote de Covid-19 detectado en un grupo de 30 esquiladores uruguayos que llegó a España el pasado 1 de abril afecta ya a 48 personas que han dado positivo y a 207 contactos estrechos.

Inicialmente el brote se vinculó a los municipios de Esparragosa de Lares, Madrigalejo, Navalvillar Pela, Puebla de Alcocer, Talarrubias, Logrosán, La Coronada, Almoharín y Alburquerque porque los esquiladores trabajaron en 34 explotaciones ganaderas ubicadas en estas localidades. Sin embargo, la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura ha ampliado este lunes la red de municipios que podrían guardar relación con los contagios y ha incluido a Orellana la Vieja, Villanueva de la Serena y Entrerríos.

Según los datos oficiales facilitados a LA MAÑANA de Radio Interior, la mayoría de los pacientes que han dado positivo por Covid-19 se encuentran en el municipio de Navalvillar de Pela, donde hay 29 personas contagiadas. En esta localidad pacense se encuentran en régimen de aislamiento domiciliario los esquiladores a los que se ha considerado origen del brote. El resto de casos activos se encuentra en La Coronada, donde hay 7 positivos; Orellana la Vieja, que tiene 5; Villanueva de la Serena, que tiene 3 contagiados; Puebla de Alcocer, donde se han notificado 2 y Entrerríos, donde se han diagnosticado otros 2. No obstante, la distribución por localidades puede variar por términos municipales, según el lugar en el que se encuentre empadronado el paciente.

Anuncios
Anuncios

Los 30 esquiladores procedentes de Uruguay fueron contratados por un empresario y entraron en España a través del aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid-Barajas el 1 de abril. Los integrantes del grupo se desplazaron en autobús hasta Navalvillar de Pela, donde inicialmente se originó un brote de Covid-19 con 23 casos activos y 137 contactos que podría estar relacionado con la variante brasileña del virus. El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, ha confirmado que el brote se ha extendido a Portugal y a las comunidades autónomas de Aragón y Andalucía.

Desde el pasado sábado y hasta este martes se están llevando a cabo cribados masivos en Navalvillar de Pela para conocer la situación epidemiológica del municipio en el que se encuentran aislados los trabajadores. Este lunes han sido diagnosticados dos nuevos positivos y el número de casos activos ya asciende a 31 en esta localidad. El primer caso positivo fue diagnosticado el día 12 de abril y el segundo tan solo una jornada después a un contacto estrecho suyo. A partir de ese momento las autoridades sanitarias decidieron aislar a los integrantes del grupo, que se encuentran en unas viviendas alquiladas en el municipio de Navalvillar de Pela.

La Junta de Extremadura ha salido al paso de las quejas mostradas por algunos alcaldes que han negado que los casos activos de su municipio estuviesen vinculados con el brote de los esquiladores alegando que el hecho de que las explotaciones en las que han trabajado se encuentren en su término municipal no implica que los contagios se localicen en su localidad.

“La actuación de Salud Pública es ejemplar al informar debidamente de todas las sospechas para controlar los brotes”, ha explicado la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales.


Galería de imágenes