Las obras de la rotonda dedicada a la Hermandad de Sangre de Coria y comarca han finalizado y el resultado ya se puede contemplar en la avenida de Monseñor Riberi de la ciudad.

El consistorio optó por esta infraestructura para dar fluidez a una de las zonas más concurridas de las ciudad, tal y como explicó el alcalde de Coria, José Manuel García Ballestero.

Los operarios y técnicos del ayuntamiento retiraron en diciembre la escultura dedicada a los Donantes de Sangre que estaba ubicada en la avenida Sierra de Gata con el objetivo de restaurarla e instalarla en la nueva rotonda.

Anuncios
Anuncios

La escultura se ha colocado en esta zona a un lugar más visible de la ciudad como es la vía de Monseñor Riberi, una de las avenidas principales y más concurridas de la localidad.