•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ya ha pasado un año desde que el virus llegó para cambiar la vida por completo. Nadie esperaba la rápida expansión de esta enfermedad de la que hablaban los medios de comunicación extranjeros, pero poco se conocía aún en nuestro país. Así fue que, el 28 de febrero, Wendy Jorge Rodríguez se convirtió en el primer médico de Extremadura que se enfrentó al primero de los casos detectado en la región.

Eran las 15:45 horas del 28 de febrero cuando un vecino de Perales del Puerto acudió al Punto de Atención Continuada de Hoyos con malestar general. “Era un día común, con fatiga y tos no pensé que podía tratarse del virus”, ha indicado este sanitario dominicano de 40 años.

Esa misma jornada Rodríguez había asistido a una reunión facultativa del área de salud de Coria en la que se abordaba el virus; síntomas, cómo actuar, medidas preventivas. Algo que tuvo que poner en marcha tras conocer más concretamente los dolores del peraliego y la procedencia del mismo, se trataba de un camionero que venía de Italia.

Anuncios
Anuncios

“En ese momento, Italia ya tenía casos de coronavirus. Me impactó que el virus hubiese llegado a Extremadura, pero puse en marcha el protocolo sanitario”, ha asegurado Rodríguez, quien recuerda aquel día como algo lejano.

Rodríguez se puso el equipo de protección individual (EPI) y llamó al director médico de salud. Era la primera vez que se activaba el protocolo sanitario en Extremadura. El paciente fue trasladado al Hospital Ciudad de Coria, tras permanecer ingresado, recibió el alta.

Entonces surgió la incertidumbre, “¿y si me había contagiado?”, esos eran los pensamientos de este sanitario que durante los primeros minutos de contacto no estaba protegido. No esperaba que el coronavirus hubiera llegado a la región.

Tras el aislamiento domiciliario y la realización de pruebas, este dominicano y su compañero de consulta no tenían el virus.

Este fue el comienzo de la expansión de un virus que llegó siendo un desconocido y que ha cambiado la manera de actuar y de vivir de la población. Desde aquella fecha son cerca de 69.000 las personas que han sido diagnosticadas por coronavirus en Extremadura. Más de 1.700 han fallecido como consecuencia de esta enfermedad.


Galería de imágenes