•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Policía Local de Plasencia ha sancionado dos días consecutivos con un total de 1.600 euros a un establecimiento por tener expuestos para la venta al público productos no calificados como esenciales.

Los agentes denunciaron y sancionaron al establecimiento, ubicado en el barrio de Gabriel y Galán, el primer día con una multa de 600 euros, y, al día siguiente, al realizar labores de comprobación y observar que el propietario continuaba con la venta al público de estos productos que eran esenciales, procedieron a una nueva denuncia y correspondiente sanción, en esta ocasión de 1.000 euros.

Además, durante el fin de semana se han levantado tres actas por incumplir el toque de queda y se ha denunciado a un establecimiento de refrescos y golosinas por vender bebidas alcohólicas y superar el aforo en el interior y, en este caso, se ha iniciado expediente de cierre.

Anuncios
Anuncios

En cuanto a los controles de tráfico rutinarios se ha denunciado a dos conductores por conducir bajo los efectos de las drogas, según ha informado la Policía Local de Plasencia en nota de prensa.

Por otro lado, este cuerpo se ha adherido a la campaña propuesta por la DGT sobre vigilancia del transporte escolar. La campaña que será efectiva durante cinco días, servirá para que los agentes intensifiquen las inspecciones, comprueben la documentación de los vehículos, así como los elementos de seguridad.


Galería de imágenes