Unidas Por Extremadura ha lamentado públicamente que al Gobierno de Fernández Vara “siga temblándole la mano” a la hora de adoptar medidas que permitan atajar el incremento de contagios por Covid en la región.

La portavoz del Grupo Parlamentario, Irene de Miguel, ha asegurado que la rueda de prensa del consejero Vergeles ha sido “insultante e indignante” porque “irresponsablemente no está poniendo en marcha medidas contundentes que prevengan esta situación”.

De Miguel ha pedido al Ejecutivo regional que se plantee un retraso en la vuelta a las aulas tras conocer que los nuevos contagios se están produciendo en personas de entre 15 y 30 años.

Anuncios
Anuncios

Además, De Miguel ha recordado que Unidas Por Extremadura ya avisó de que el plan de Navidad era “una temeridad” y de que era necesario implementar más restricciones porque “se estaba incitando a la población a relajarse”. “Ya le dijimos en el último pleno que había que endurecer, por ejemplo, el toque de queda, y a pesar de que nos dijo que no era una medida que fuera a tener efecto, hoy asume su error”. “También le dijimos -ha insistido De Miguel- que nos teníamos que olvidar de celebrar esta Navidad para poder celebrar todas las que nos quedan, y nos llamó el ‘Grinch de la Navidad”.

La también presidenta del Grupo Parlamentario ha afirmado que con las nuevas restricciones que ha adoptado este jueves el Consejo de Gobierno “se condena a una lenta agonía a la hostelería”. Por ello, ha vuelto a reclamar ayudas directas para este sector, “aunque por ahora se nieguen a ponerlas en marcha”.

“Deberían retrasar esa vuelta a las aulas en institutos y Universidad para evitar para haya contagios en esos espacios después de la Navidad”.

Por último, la portavoz de Unidas Por Extremadura ha pedido a la ciudadanía que sea responsable y prudente para poder atajar el incremento de contagios en la región. “Solo nos queda -ha dicho- esperar que los extremeños y extremeñas sean más prudentes de lo que lo está siendo el Ejecutivo”.

Por otro lado, la portavoz del Grupo Parlamentario también ha aprovechado la ocasión para valorar el discurso de fin de año que ofreció ayer el presidente de la Junta. Irene de Miguel ha asegurado que a Fernández Vara “le faltó humildad” para asumir los errores que ha cometido durante la gestión de la pandemia, pero además ha lamentado que hablara de fraternidad “cuando la fraternidad no se predica, sino que se practica”. “Esa fraternidad -ha dicho- está muy lejos de ponerla en marcha, y ahora tiene la oportunidad de hacerlo en el debate de las enmiendas al presupuesto de la comunidad autónoma”.

De Miguel también se ha referido a los fondos europeos que llegarán para la reconstrucción social y económica de la región. Ha asegurado que suponen una oportunidad, “pero lo que nos tememos es que el PSOE siga anclado en un modelo que ha hecho que seamos la comunidad autónoma con mayor éxodo poblacional, y eso es fruto de sus recetas”. Por eso, la portavoz exige que el nuevo modelo productivo genere empleo de calidad, “pero sobre redistribuya con justicia y con igualdad la riqueza que tiene Extremadura”.

 


Galería de imágenes