•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha señalado que la línea de ayudas puesta en marcha por el Gobierno para paliar las consecuencias del Covid-19 en el sector del porcino ibérico han sido “muy deficientes” porque no han llegado a los ganaderos y se han quedado en “una operación de marketing”.

En concreto, detalla que de la partida anunciada de 10 millones de euros para la producción del porcino ibérico en toda España, solo se han repartido 298.480 euros, o lo que es lo mismo, solo se han beneficiado 7.426 cochinos. En el ámbito extremeño la cifra asignada ha sido “irrisoria”, siendo de tan solo 62.080 euros, de 10 millones, el 0,62% de total, beneficiándose de esta subvención 1.552 cerdos ibéricos.

Anuncios

Para el presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, estas cifras son la consecuencia de sacar una línea de ayudas “sin escuchar al sector y a la gente del campo”, por lo que el resultado ha sido “una tomadura de pelo”, indica en una nota de prensa.

Anuncios

En este sentido, recuerda que en sus alegaciones ya advirtieron de que los requisitos establecidos en el Real Decreto dificultaban el acceso del sector a las ayudas, lo que las hacía “inaccesibles”. Y es que, estas ayudas eran para cochinos entre 5 y 9 meses de edad, con un peso vivo, por animal, máximo de hasta 120 kilos, lo que hace que sean productos para venta como carne fresca y no como paletas y jamones, por su tamaño. En definitiva, los ganaderos de cerdo ibérico “no han encontrado compradores para estos animales tan pequeños”.

El dirigente agrario ha denunciado que, ante una “situación crítica” como la que está viviendo el campo el Gobierno ha dejado al sector del porcino ibérico “abandonado a su suerte”, como “también está ocurriendo con el resto de sectores”, puesto que todavía no han llegado las ayudas Covid a las demás producciones, ya sea ovino, caprino, equino, bovino de lidia, etc.

“Al final, en vez de ayudar a un sector vital en un momento de gran dificultad, lo que nos hemos encontrado es un Real Decreto con condiciones tan difíciles de cumplir que ha hecho imposible acceder a las ayudas, por lo que más que un alivio para el campo lo que ha sido es una operación de márquetin y un brindis al sol del Gobierno para justificar que se hacía algo por el campo, pero sin contar con el campo”, ha señalado.

Por todo ello, Asaja ya se ha solicitado al Ministerio de Agricultura que el dinero no consumido de estas ayudas al porcino ibérico se reconduzca para que el ganadero pueda optar a ellas de una “manera real y no ficticia como hasta ahora”. Esos fondos son “muy necesarios” para los ganaderos de porcino ibérico, por lo que se debe abrir una nueva línea de ayudas que sea “ágil y eficaz”.


Galería de imágenes