•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un funeral que se estaba celebrando en Talayuela ha tenido que ser interrumpido y trasladar el cadáver a Navalmoral de la Mata tras llenarse de agua el tanatorio en el que se celebraban las exequias debido a las goteras del inmueble.

Los hechos sucedieron durante la jornada de este jueves, cuando familiares y amigos despedían a María Guadalupe M.M., fallecida en Badalona el día 15 a los 59 años de edad. La familia de la víctima decidió trasladar el cadáver a Talayuela con la intención de celebrar el entierro tras una misa prevista para las 17.00 horas de este viernes en la Iglesia Parroquial de este municipio.

Sin embargo, y como consecuencia de las lluvias caídas durante la tarde del jueves, el tanatorio de Talayuela en el que se velaba el cadáver comenzó a llenarse de agua debido a las numerosas goteras que hay en el techo.

“Es una vergüenza que estemos sentados velando el cadáver y nos caiga el agua encima, y han sido cuatro gotas las que han caído”, denunció una de las mujeres que asistía al acto fúnebre.

Como consecuencia de las goteras, una de las salas del tanatorio y la cafetería quedaron inundadas, según los allegados, que han denunciado que se vieron obligados a cobijarse en el centro de la otra sala, donde colocaron un sofá para esquivar las goteras y no mojarse.

Ante la imposibilidad de ofrecer otra solución, la empresa Iniciativas Alcaesar, encargada del servicio, ofreció a los familiares la opción de trasladar el cadáver al tanatorio La Inmaculada de Navalmoral de la Mata.

LA MAÑANA de Radio Interior ha contactado con la empresa que gestiona ambos tanatorios con la intención de recabar su opinión sobre lo sucedido, pero han declinado hacer declaraciones y se han limitado a indicar que se ha dado parte al seguro para la reparación de los daños causados por la lluvia. Mientras tanto, el tanatorio de Talayuela permanece cerrado.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Galería de imágenes