•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil ha intervenido en la provincia de Cáceres 2.000 cajetillas de tabaco sin precinto legal al conductor de un vehículo en el transcurso de un dispositivo de control establecido en la autovía A-66, en el término municipal de Casas de Don Antonio.

La intervención se llevó a cabo el pasado día 1 de septiembre, durante un dispositivo que agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Cáceres (USECIC), habían establecido en la autovía A-66 con el objetivo de controlar la circulación de personas y vehículos sospechosos de cometer actos delictivos.

Tras dar el alto a un vehículo que circulaba en dirección a Gijón por la Autovía de la Ruta de la Plata, se procedió a identificar a su conductor y los agentes inspeccionaron el interior del coche. Fue entonces cuando localizaron en el maletero cuatro cajas de grandes dimensiones que contenían 2.000 cajetillas de tabaco de distintas marcas comerciales y que carecían de los precintos legales.

La Guardia Civil levantó acta por una supuesta infracción a la Ley de Reprensión del Contrabando, quedando todo el género depositado a disposición de la Administración de Aduanas.

Las cajetillas eran de diferentes marcas comerciales y eran transportadas en el vehículo sin los precintos legales, lo que supone una supuesta infracción a la Ley de Reprensión del Contrabando, interviniendo todo el género que quedó a disposición de la Administración de Aduanas e Impuestos Especiales de Cáceres.

Los precintos fiscales son una garantía tanto para la Hacienda Pública como para el consumidor. Para la primera por que le garantiza el cobro del correspondiente impuesto del producto y para el segundo, y más importante, porque le asegura que el producto que adquiere está distribuido legalmente y, por tanto, que cumple con los necesarios requisitos de calidad y seguridad para su consumo.