•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Extremadura ha cerrado la última semana del mes de agosto con 594 nuevos positivos por Covid, 22 brotes surgidos en distintos puntos de la geografía regional, un fallecido y 40 personas ingresadas en los centros hospitalarios, de las que ocho se encuentran en cuidados intensivos.

Se trata sin lugar a dudas de los peores datos de la crisis sanitaria desde la finalización del estado de alarma. Durante la semana anterior, entre el 17 y el 23 de agosto, Extremadura registró 519 nuevos positivos de Covid-19, tres fallecidos y 31 personas hospitalizadas, mientras que en los siete días precedentes, del 10 al 16 de agosto, esta comunidad autónoma notificó 257 contagiados, ocho brotes y dos fallecimientos como consecuencia de esta enfermedad.

Se consolida, por tanto, una tendencia al alza en el número de contagiados, crecen los brotes y se incrementa también la cifra de hospitalizados, tanto en planta como en cuidados intensivos. Por el contrario, el mejor dato es que en los últimos siete días ha descendido el número de fallecidos con respecto a las dos semanas precedentes.

El inicio de la semana vino marcado por una cifra de 71 casos positivos y cuatro nuevos brotes por Covid-19 que cerraron el lunes con 37 personas ingresadas en los hospitales extremeños, cuatro de ellas en UCI. El martes se notificaron 49 casos positivos y un nuevo brote sin variación en el número de hospitalizados y una persona menos en cuidados intensivos que durante las 24 horas previas.

El miércoles, 26 de agosto, fueron detectados 93 casos positivos y seis nuevos brotes por Covid-19 y se incrementó hasta las 40 personas el número de pacientes ingresados en los hospitales extremeños, cinco de ellas en UCI. Los datos del jueves fueron similares, con 88 nuevos casos positivos, dos brotes nuevos y sin variación en el número de hospitalizados, aunque dos personas más fueron derivadas a cuidados intensivos.

Durante esta jornada se notificó un nuevo brote con tres positivos por Covid-19 y 113 contactos en seguimiento en el Centro de Atención a Personas con Discapacidad Física de Alcuéscar, dependiente del Imserso, por lo que se dio traslado de la situación al Instituto de Mayores y Servicios Sociales.

Extremadura notificó durante el viernes 65 casos positivos y cinco brotes nuevos en una jornada en la que ya había 42 personas ingresadas en los hospitales extremeños, siete de ellas en UCI.

Pero los peores datos se han registrado durante el fin de semana, pues el sábado 29 de agosto fueron detectados 122 casos positivos y dos brotes nuevos por Covid-19. Durante esta jornada descendió el número de personas ingresadas en los hospitales extremeños a 39, aunque siete de ellas continuaban en cuidados intensivos.

Finalmente, la semana se cerró con 106 nuevos casos positivos el domingo en una jornada festiva en la que se registro un fallecido y dos nuevos brotes por Covid-19. La Dirección General de Salud Pública asegura que actualmente hay 40 personas ingresadas en los hospitales extremeños y ocho de ellas se encuentran en la UCI.

Con la muerte dada a conocer este domingo, que se ha producido en el área de salud de Llerena-Zafra, la cifra oficial de víctimas mortales desde el inicio de la pandemia asciende a 527 en un período en el que se ha logrado curar a 5.022 pacientes.


Galería de imágenes