•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El municipio pacense de Valencia de las Torres, en la comarca de la Campiña Sur, ha registrado una incidencia acumulada en los últimos siete días de 2.000 casos por cien mil habitantes, por lo que el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, ha propuesto el aislamiento social de la población.

Esta medida de intervención administrativa, que será efectiva desde el momento en el que la autoridad judicial dicte el auto de aplicación, supone el retroceso a la fase 2 de la desescalada y medidas de confinamiento para los habitantes al igual que ha sucedido en otros núcleos de población.

Así, sólo estarán autorizados los desplazamientos motivados por causas de fuerza mayor, es decir, asistencia a centros sanitarios; cumplimiento de obligaciones laborales o empresariales; retorno al lugar de residencia habitual, así como la asistencia y cuidado de personas mayores, menores, dependientes, discapacitadas o vulnerables.

A modo de comparación, el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha confirmado que la incidencia acumulada (casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes) en Extremadura en los últimos siete días ha sido de 51,23. Por tanto, según estos datos, este pequeño municipio que pertenece al partido judicial de Llerena estaría multiplicando por 39 la tasa media regional de casos diagnosticados en el transcurso de la última semana.

Según los datos de la Junta de Extremadura, en Valencia de las Torres han sido diagnosticados 11 casos positivos por PCR y además tiene 71 contactos activos que se encuentran bajo seguimiento. Estas cifras se consideran alarmantes para una población tan reducida, pues la localidad apenas cuenta con 570 habitantes.


Galería de imágenes