•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Preocupación en la comarca de Trujillo después de que Salud Pública haya notificado al Ministerio de Sanidad dos nuevos brotes de Covid-19 en la pedanía de Belén que no llega a los 300 habitantes y en el municipio cacereño de Alcuéscar, concretamente en el Centro de Atención a Personas con Discapacidad (CAFM).

Los datos aportados por la Junta de Extremadura señalan que el brote de Alcuéscar tiene de momento tres casos positivos confirmados por PCR, pero el número de contactos estrechos activos que están bajo vigilancia médica asciende a 113.

La preocupación que se vive en la localidad es palpable y las autoridades locales ya han pedido a los vecinos que cumplan con los protocolos anti-covid establecidos. Insisten en la necesidad de evitar las reuniones sociales y usar las mascarilla cada vez que se salga de la vivienda.

Alcuéscar tiene unos 2.600 habitantes y las autoridades sanitarias mantienen un seguimiento constante a los contactos estrechos para conocer la dimensión real del brote y la situación epidemiológica de esta población de la comarca de Sierra de Montánchez y de su centro de atención que depende del Imserso, es decir, del Gobierno central.

En el caso de la pedanía de Belén, ubicada a dos kilómetros y medio de Trujillo, se han notificado cuatro casos activos y 26 contactos considerados estrechos que se encuentran en aislamiento domiciliario independientemente de que las pruebas que se realicen sean positivas o negativas.