•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil ha desmantelado dos plantaciones de marihuana en los municipios de Coria y Casas de Don Gómez, en la comarca del Valle del Alagón, y ha procedido a la detención de dos personas como presuntas autoras de sendos delitos contra la salud pública.

La investigación se ha desarrollado durante los últimos días y ha concluido con la aprehensión de 70 plantas de marihuana en dos plantaciones distintas situadas en estos dos municipios. Al mismo tiempo se ha procedido a detener a las dos personas que se considera titulares de las fincas en que se encontraba la droga.

Los hechos han sido investigados por agentes adscritos al Equipo ROCA de Coria (Cáceres) contra el tráfico y cultivo de marihuana, que han conseguido desmantelar dos plantaciones con 54 y 16 plantas de marihuana, ubicadas en los términos municipales de Coria y Casas de Don Gómez (Cáceres), respectivamente.

La primera de la actuaciones tuvo lugar en el interior de un finca situada en el término municipal de Coria, donde se localizaron 16 plantas de cannabis sátiva en el interior de una de las numerosas parcelas existentes. Las plantas eran de grandes dimensiones y alcanzaban una altura cercana a las dos metros y un gran diámetro. La Guardia Civil tuvo dificultades para acceder al interior de la parcela porque se encontraba custodiada por dos perros de raza peligrosa. Tras localizar al propietario de la finca, un vecino de la misma localidad,  reconoció ante los agentes que era el titular de las plantas.

La segunda aprehensión se produjo en el municipio cacereño de Casas de Don Gómez y la operación se desarrolló con éxito gracias a la colaboración ciudadana. En este caso se localizó una parcela cerrada con lonas de color verde que impedía ver su interior, pero desde el exterior se podía apreciar un fuerte olor a marihuana.

La Guardia  Civil localizó al propietario, un vecino de Casas de Don Gómez quien, tras acceder a la parcela, reconoció que las 17 plantas de marihuana existentes en el interior, también de grandes dimensiones, eran de su propiedad. El propietario de la explotación había instalado varios equipos de aire acondicionado en la parte superior de la vivienda existente donde tenía otras 37 plantas que entregó de forma voluntaria a los agentes.

Las diligencias instruidas, junto con los detenidos y las plantas de marihuana, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Coria.

Las actuaciones realizadas por la Guardia Civil tiene por objetivo erradicar la distribución de marihuana en lugares de ocio y, de manera especial, persiguen evitar su consumo entre los más jóvenes. La Comandancia de la Guardia Civil mantiene abiertas diversas actuaciones para erradicar otras plantaciones que pudieran existir en la provincia de Cáceres.


Galería de imágenes