•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

La Junta de Extremadura aplicará medidas de seguridad frente a la Covid-19 en los comedores y en el transporte escolar el próximo curso académico 2020-2021. En las clases no habrá colchonetas y no se podrán usar instrumentos de viento, tal y como figura en el llamado “protocolo preventivo y de apoyo para los centros educativos sostenidos con fondos públicos durante la nueva realidad educativa”.

En el caso de los comedores escolares, para respetar la distancia interpersonal mínima, se establecerán o incrementarán los turnos y se adaptarán los espacios para reducir el aforo del comedor. Además, se favorecerá el servicio en la mesa, evitando desplazamientos del alumnado. Cada usuario ocupará cada día el mismo lugar y utilizará la mascarilla mientras no esté comiendo. El personal docente y no docente que vigile el comedor usará mascarilla homologada del tipo FPP2.

Asimismo, se minimizará la interacción entre diferentes grupos-clase y las dependencias se mantendrán bien ventiladas y se desinfectarán y limpiarán después de cada turno.

En cuanto al transporte escolar, acompañantes y alumnado mayor de tres años utilizarán mascarilla quirúrgica o higiénica y tendrán asignada una plaza fija en el vehículo. Así, cada alumno o alumna utilizará siempre el mismo asiento y se situará en sitios contiguos a aquellos alumnos o alumnas que convivan juntos en un mismo domicilio, pertenezcan al mismo grupo estable de convivencia o, en caso de rutas con alumnado de distintos centros educativos, se situarán en asientos contiguos aquellos estudiantes que procedan del mismo centro educativo.

Además del uso de la mascarilla, la desinfección de manos y el distanciamiento de 1,5 metros en las filas de entrada y salida del vehículo formarán parte de la “nueva normalidad” del transporte escolar.

CLASES SIN COLCHONETAS Y SIN INSTRUMENTOS DE VIENTO

En las clases de Educación Física se evitará el uso de colchonetas -por la dificultad de su desinfección-, las actividades se desarrollarán preferiblemente al aire libre y, si es necesario usar pabellones y gimnasios, deberán estar lo más ventilados posible y se extremará su limpieza. Los docentes usarán mascarillas FFP2 siempre que no estén desarrollando actividad física en esta materia.

En las clases de Música de colegios e institutos no se desarrollarán actividades como la utilización de instrumentos de viento que impliquen la liberación de aire exhalado por parte del instrumentista, se recomienda que los instrumentos sean de uso individual y no se prescindirá de las mascarillas en las actividades de canto, entre otras medidas.

En los centros se colocarán carteles informativos recordando las distintas normas de protección y seguridad. Estos pueden descargarse en la web del Servicio de Salud y Riesgos Laborales. Los centros también pueden descargar los carteles con recomendaciones preventivas disponibles en la web Salud Extremadura.

El nuevo protocolo clasifica a las personas especialmente sensibles en tres grupos atendiendo a sus patologías. Todas ellas podrán desarrollar actividad presencial normal, pero con distinto nivel de protección de acuerdo a sus patologías y tareas a realizar.

Junto a las medidas generales, como mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros y reforzar la medidas de higiene de manos, cubrir nariz y boca al toser o estornudar, no tocarse los ojos, la nariz, o la boca y evitar los saludos con contacto físico, el documento incluye anexos con medidas específicas para escuelas infantiles, centros de Educación Especial, centros de Infantil y Primaria, institutos, conservatorios de Música, residencias o escuelas hogar y para conservatorio de danza y escuela de arte dramático.

Entre dichas medidas específicas para escuelas de Infantil y centros de Educación Especial figuran, por ejemplo, el uso de mascarillas autofiltrantes FFP2 por parte del personal -docente y no docente- que desempeñe tareas en presencia de alumnado que no pueda utilizar mascarillas y, además de pantalla facial cuando no sea posible mantener las distancias.

Estas medidas suponen una actualización a las publicadas el pasado 27 de mayo para la segunda fase de la desescalada. Además, se le han añadido aportaciones hechas por los sindicatos de la enseñanza, según la Junta de Extremadura.

Es un documento flexible, que será objeto de revisión periódica para adaptarlo a la evolución normativa y a la situación sanitaria concreta. El documento ha sido abordado en una sesión extraordinaria del Comité de Seguridad y Salud del Ámbito de Centros Educativos .


Galería de imágenes