•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

RAQUEL DE LA ROSA – CORIA

Los Administradores de Fincas ya han avisado de que la mayoría de las comunidades de propietarios “lo tienen muy difícil” para cumplir las condiciones fijadas en la orden que establece la apertura y el uso de piscinas en la fase dos de desescalada, tal y como ha explicado Alberto Clemente.  

Según el Consejo General de Colegios de Administraciones de Fincas, en muchas de las comunidades no hay personal responsable a cargo de la instalación que pueda controlar o limitar el acceso de los propietarios y por lo tanto establecer la orden de permitir solo un 30% sobre el aforo máximo.

Anuncios
Anuncios

Clemente ha asegurado la dificultad que generaría no tener unos vestuarios en las instalaciones ya que no se permite su uso. Además, se deben respetar la distancia de seguridad y la limpieza e higiene necesaria para evitar la expansión del virus y mantener a los ciudadanos a salvo ahora que parece que la curva está venciéndose.

Desde el Consejo también han destacado que para acudir a la piscina "se debe obtener cita previa y organizar horarios por turnos, fuera de los cuales no se podrá permanecer en la instalación". "No es posible gestionar citas previas sin personal o, al menos un teléfono, y la inmensa mayoría de las comunidades de propietarios carecen de ambos recursos".

La duda también está para las piscinas públicas ya que desde los consistorios están esperando las instrucciones de las autoridades sanitarias para abrir las piscinas de cara al verano. 


Galería de imágenes