•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Instituto Nacional de Estadística (INE) a través del Instituto de Salud Carlos III, ha seleccionado a 24 ciudadanos del área de salud de Coria para analizar las defensas y comportamientos de la población frente al coronavirus a través de un estudio en el que participarán 3.200 extremeños.

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha anunciado que estos 3.200 extremeños participarán en el estudio de seroprevalencia del Covid-19 que ha calificado como el “más ambicioso que se realiza en España y en otros países de la Unión Europea”.

 

Anuncios
Anuncios

Vergeles ha explicado que el estudio se llevará a cabo en los hogares de los ciudadanos seleccionados. Según ha dado a conocer, de los 1.320 hogares extremeños elegidos, 312 pertenecen al área de salud de Badajoz; 288 al de Cáceres; 24 al de Coria; 144 a la zona de Don Benito-Villanueva de la Serena; 254 a la de Mérida; 144 a la de Navalmoral de la Mata; 120 a la de Plasencia y 24 al Área de Salud de Llerena-Zafra.

 

El estudio mostrará “de forma directa” qué porcentaje de la población tiene defensas frente al coronavirus “y esa es una información clave, tanto para combatir la pandemia como para afrontar de una mejor forma la desescalada”, según el consejero.

 

Asimismo, ha animado a los ciudadanos extremeños que hayan recibido la llamada de su equipo de Atención Primaria para participar en el mismo “que no lo duden ni un momento y colaboren, porque la información que nos va a dar ese estudio es muy importante”.

 

La información obtenida será clave para saber “cómo nos tenemos que comportar a partir de ahora respecto al Covid-19” y proporcionará información sobre la frecuencia de las personas que presentan defensas en nuestra comunidad autónoma frente al coronavirus”.

 

Según el consejero extremeño “de forma indirecta y en función de esas cifras de anticuerpos que tienen las personas, sabremos cómo ha circulado o cómo está circulando el virus por nuestra comunidad”.

 

El estudio tendrá una duración de 8 semanas y se dividirá en tres partes. La primera de ellas consistirá en un cuestionario que podrá responderse en papel o en una aplicación informática; la segunda será un test rápido para determinar de forma cualitativa si aparecen o no defensas frente a la enfermedad, y la tercera consistirá en una extracción de sangre para cuantificar las defensas, pruebas, ha añadido, que se realizarán tres veces.

 

 


Galería de imágenes