•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), ha exigido a la Consejería de Sanidad de la Junta de Extremadura que retire urgentemente una partida de mascarillas FFP2, ineficaces frente al Covid-19, los hospitales en los que se han repartido. 

De este modo, CSIF, el sindicato más representativo en las administraciones públicas en Extremadura, pretende que no se entregue este material ineficaz al personal sanitario de los centros hospitalarios.

Estas mascarillas, del fabricante “Garry Galaxy” modelo N95, se encuentran distribuidas en los hospitales de Cáceres, Badajoz, Don Benito, Plasencia y Navalmoral de la Mata.

Anuncios
Anuncios

La central sindical asegura que el personal que las ha utilizado ha estado gravemente expuesto a un posible contagio por coronavirus al haber estado muy cerca de los pacientes con la enfermedad y creyendo que estas mascarillas les protegían.

CSIF, una vez que conoció que este modelo de mascarillas, no reúnen las condiciones de protección necesarias para los sanitarios ni cumplen con la normativa europea solicita a la Consejería de Sanidad que se realicen test diagnóstico por PCR a todo el personal que las haya utilizado, así como a las personas que hayan estado en contacto directo con estos profesionales, para conocer en qué situación se encuentran realmente.

CSIF, recuerda que en Extremadura hay ya 392 sanitarios contagiados por lo que no comprende cómo la Administración ha enviado a los profesionales que están en primera línea de lucha frente a la pandemia con un material que no garantiza su protección y la de las personas a las que atienden.


Galería de imágenes