•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

M. PASCUAL-JARANDILLA DE LA VERA 

 

Anuncios

Agentes de la Guardia Civil han detenido a tres personas, dos mujeres y un hombre, vecinos de Madrid, por un delito de falsedad documental y otro contra la salud pública tras haber sido sorprendidos cuando intentaban canjear recetas médicas falsificadas en distintas farmacias de La Vera.

Anuncios

La Guardia Civil tuvo conocimiento hace unos días de que en una farmacia situada en esta comarca del norte de Cáceres una mujer había intentado comprar un medicamento conocido como “Rivotril 2 mg.”  con una receta de la Comunidad Autónoma de Madrid, habiendo sido alertadas todas las farmacias a través del Colegio de Farmacéuticos de Cáceres, de la utilización de recetas supuestamente falsas, en las que se prescribía el mencionado medicamento.

Tras recibir esta información, la Guardia Civil se personó de inmediato en el establecimiento, averiguando que ese mismo día una mujer había intentado canjear recetas de la Comunidad de Madrid con la prescripción de este medicamento, en los municipios cacereños de Losar de la Vera, Jarandilla de la Vera y Aldeanueva de la Vera.

La Guardia Civil pudo averiguar, que esta persona se había desplazado por las distintas localidades de la comarca,  situadas en la carretera EX-203, sentido Plasencia, por lo que se estableció un dispositivo enfocado a su localización e identificación, siendo interceptada junto a otras dos personas en el municipio de Jaraíz de la Vera cuando intentaban canjear una receta supuestamente falsificada en una de las farmacias de este municipio, averiguando los agentes que previamente lo habían realizado, sin éxito,  en la localidad de Cuacos de Yuste.

En el momento de la identificación por la Guardia Civil, una de las mujeres portaba dos recetas de la Comunidad de Madrid ya confeccionadas, listas para ser entregadas en la farmacia, figurando prescrito en ellas el medicamento “Rivotril 2 mg.”, localizando además los agentes en una farmacia del municipio de Torremenga, otra receta falsificada que había sido canjeada por una de estas personas el pasado mes de abril.

Continuando con la investigación, la Guardia Civil consiguió averiguar que a los facultativos que figuraban en las recetas intervenidas, les habían sustraído de sus consultas médicas ubicadas en distintos Centros de Salud de la Comunidad de Madrid, además de sus sellos oficiales, un total de 690 recetas. 

Por todo ello, la Guardia Civil ha procedido a la detención de las tres personas por un supuesto delito de falsedad documental y otro contra la salud pública, habiendo sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Navalmoral de la Mata.

 


Galería de imágenes