ISABEL BARRANTES

 

 

Anuncios
Anuncios

El colectivo Natura 2000 ha declarado que los diferentes focos registrados en el incendio de la Garganta de los Infiernos en el Valle del Jerte “es un claro indicio de que han sido intencionados.

En un comunicado la asociación ha manifestado que ha denunciado en varias ocasiones que la mano del hombre está detrás de los incendios en las zonas más altas del Valle del Jerte, usualmente para convertir el pastizal en cenizas que permitan rebrotar nuevos pastos con las lluvias otoñales.

Tales prácticas han propiciado la desforestación de los picos más altos del Jerte y un aumento de la aridez y las peligrosas escorrentías en las cumbres jerteñas, ha indicado el colectivo.

El fuego dio comienzo en la noche del pasado jueves en una zona de montaña concretamente en la cuerda entre los municipios cacereños de Jerte, en el Valle del Jerte, y Guijo de Santa Bárbara, en la comarca de La Vera.

 

 

 


Galería de imágenes